| 5/26/2000 12:00:00 AM

El gobierno predica pero no aplica...

El gobierno predica pero no aplica...
Si se compara el comportamiento de la deuda en los niveles nacional, departamental y municipal se pueden encontrar esfuerzos por bajar el valor de los pasivos en cabeza de los gobernadores y alcaldes. Esto se debe, entre otras cosas, a que los bancos están afanados en bajar los créditos ya entregados y tienen paralizada la entrega de nuevos préstamos. Sin embargo, durante 1999 el Gobierno Central se dedicó a dar mal ejemplo de austeridad crediticia.



La administración central incrementó su deuda en 212%, después de manejar unos niveles inferiores al 6% anual. Las gobernaciones y municipios, en cambio, bajaron el valor de su deuda en 13,8% y 11,9% respectivamente, el año pasado.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.