| 4/27/1998 12:00:00 AM

Todos quieren la banca

La banca de inversión, un espacio sofisticado en el que incursionan pequeñas firmas, pero sólo se consolidan los mejores jugadores.

La banca de inversión está en su momento. En Colombia el año pasado los 16 negocios más jugosos costaron US$5.000 millones y las comisiones para la banca nacional e internacional que los analizó, estructuró y cerró alcanzaron unos US$100 millones.



Esa cifra, según los cálculos de Dinero, se debió a un año excepcionalmente bueno en el que se logró una transacción de marca mayor como la capitalización de la Empresa de Energía de Bogotá, operación que en su momento ascendió a US$2.178 millones.



Otros negocios que se concretaron fueron la fusión del BIC y el Banco de Colombia, la adjudicación de la Concesión Tobía Grande-Puerto Salgar, la privatización de Cerro Matoso, la adjudicación de los canales privados de televisión, la privatización de la Empresa de Energía del Pacífico y la venta de Gas Natural. Todas estas operaciones involucraron pagos entre US$150 millones y US$550 millones.



Aunque ninguna entidad revela cuánto cobra por cada mandato que recibe, las comisiones de la banca internacional oscilan entre el 2,0% y el 3,0% del valor total del negocio asesorado. En el caso de los banqueros nacionales la cifra se puede reducir al 0,5% o menos, dependiendo del tipo de negocio.



Las oportunidades para la banca de inversión están servidas. Todavía hay mucho por privatizar.



En tres años el valor anual de las comisiones aumentó un 300% y seguirá multiplicándose gracias a que el número y el valor de las transacciones está creciendo a pasos agigantados. De eso están seguros expertos como Alvaro Jaramillo, del Santander Investment.



Comisiones millonarias y oportunidades que se multiplican son el gancho para que muchas pequeñas firmas vinculadas a la bolsa prueben suerte en esta área, sobre todo en un momento en el que los márgenes de las comisiones en bolsa han caído de una manera tan dramática y amenazan su supervivencia.



Los preferidos



Comprar aquí, vender allá, emitir bonos, fusionarse con alguien o escindir lo que tienen. Cuando tienen un negocio en mente, los 10 grupos económicos más importantes ya saben a quién recurrir a la hora de mover la plata.

El Sindicato Antioqueño cuenta con Corfinsura, aunque recurrieron a JP Morgan para la colocación del BIC en la Bolsa de Nueva York y al Santander Investment para la adquisición del complejo cementero del Monal en Venezuela.



Corona y Sanford utilizan con frecuencia a Estrategias Corporativas. El Grupo Bavaria cuenta con Santander Investment como su principal banco de inversión. Pero en la operación de venta del Bancoquia al Banco Santander de España tuvieron la asesoría de Salomon Smith Barney y después de Morgan Stanley, mientras que el Grupo Mundial trabaja con el First Boston.



Luis Carlos Sarmiento realiza casi todas sus movidas con su propio equipo y la dirección de Sergio Uribe y Alejandro Figueroa, que fueron los encargados de hacer el negocio de Cemento Samper. Sin embargo, en sus operaciones de mercado de capitales en el exterior recurre al Bank of America y a JP Morgan.



Tampoco faltan mandatos para entidades que tienen oficinas en Colombia como el Rostchild, el Deustche Morgan, el Socimer de España y el Banker Trust.



Buenos socios



Cuando hay un gigante de por medio, casi siempre se gana más uniéndose a él que luchando en su contra. Con el arribo de los competidores de la banca internacional, atraídos por los procesos de privatización y las concesiones de obras civiles, se presentó la coyuntura perfecta para que los banqueros colombianos aprendieran las reglas de los extranjeros.



Sobre todo porque a la hora de conseguir recursos en el exterior es imprescindible contar con el apoyo de un buen socio internacional, en especial cuando se trata de inversiones en un país con los problemas de orden público e incertidumbre política que tiene Colombia.



El holandés ABN Amro Bank acaba de instalarse en Bogotá con ambiciosos planes para su banca corporativa. Su objetivo inmediato son las compañías colombianas interesadas en internacionalizarse, los exportadores e importadores y las multinacionales. Pero también buscará mandatos para emisiones en dólares.



Pero su participación en el sector estatal no será menos fuerte. En la actualidad analiza el negocio de la venta de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, ETB, y espera proyectos de privatizaciones en energía y tratamiento de aguas. El único sector en el que no se va a meter será el financiero.



De acuerdo con Robert Rekkers, presidente del ABN Amro Bank, su ventaja competitiva es que además de ofrecer la asesoría en banca de inversión proveen los recursos necesarios para financiar los proyectos.



Los nichos



Experiencia y know how. Pocas firmas cuentan con las dos ventajas para acceder a los empresarios. Sin embargo, algunas firmas locales han llegado a un punto de especialización que les está permitiendo desarrollar nichos con bastante pericia.

En el área de finanzas corporativas se ubica el trabajo de entidades como la Corfivalle y Corfinsura, que nacieron en los primeros años de la apertura, y las firmas internacionales.



* Robert Rekkers

del banco AMRO.



Inverlink, Estrategias Corporativas y Corfinsura, además de los extranjeros, también dominan buena parte de las asesorías en fusiones y adquisiciones.



En operaciones de colocación en el mercado, Corredores Asociados es una de las compañías comisionistas que maneja el mayor número de mandatos al igual que Suvalor y otras compañías medianas. Algunos bancos comerciales y corporaciones financieras también desarrollan este nicho.



Juan Camilo Vallejo, socio gerente de Corredores Asociados, asegura que la firma está incursionando en otras áreas de banca de inversión como la valoración de compañías para adelantar procesos de fusión, compra o venta y en reestructuraciones financieras.



Sin embargo, reconoce que hasta hace muy poco el mercado natural para los comisionistas era la bolsa. "El corredor brinda la asesoría para optimizar recursos y maneja los procesos formales de inscripción y documentación", explica Vallejo en cuanto a las negociaciones en las que, además del banquero de inversión, se involucra a un 'pool' de asesores legales y una firma de bolsa con la intención de cubrir todos los 'frentes' en negociaciones sofisticadas.



Durante el último año, algunas compañías de bolsa como Correval se han involucrado en el tema de banca de inversión como asesores para la participación en licitaciones de obras civiles con resultados bastante positivos, aunque los márgenes de comisiones muchas veces son inferiores al 0,5% del valor del negocio lo que no resulta atractivo para empresas con elevados costos de operación.



Las oportunidades para la banca de inversión están servidas pues todavía hay muchos activos estatales por privatizar y el sector privado apenas comienza a despertarse a los grandes negocios. El reto ahora es ganarse un puesto entre los mejores.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?