| 1/1/2000 12:00:00 AM

Su dinero en el 2000

Con tasas de interés en picada e impuestos crecientes, los papeles de renta fija pierden fuerza como alternativa de inversión. Dinero le muestra cómo invertir en forma segura y rentable.

Los ahorradores colombianos llegan al año 2000 con los mejores activos para el manejo de sus finanzas personales: experiencia y conocimiento. La crisis de los últimos años dejó grandes lecciones que ahora se convierten en la guía óptima para armar cualquier estrategia de inversión futura. Colombia aprendió sobre la inversión en vivienda y sus ciclos, entendió mejor la importancia de los mercados internacionales y se concientizó sobre el riesgo y la necesidad de diversificarlo.

Con ese bagaje, el terreno está abonado para replantearse en el 2000 el plan de inversiones y arrancar por la pregunta básica: ¿dónde invertir los "cedentes para que no se erosionen y para que produzcan la mayor rentabilidad

posible? Esta pregunta, que no tiene una respuesta única, es particularmente relevante hoy en Colombia dada la gran incertidumbre sobre la evolución de las principales variables y sobre la viabilidad de algunas instituciones financieras. No hay que olvidar que las mayores rentabilidades son también las más arriesgadas.

Las múltiples respuestas a la pregunta de dónde invertir dependen de las cantidades que se van a invertir, de la necesidad de los recursos en el corto plazo, del nivel de riesgo que se esté dispuesto a afrontar y del tiempo y conocimiento que cada persona tenga y pueda dedicarle al manejo de las inversiones. Sin embargo, antes de tomar cualquier decisión, es importante tener un diagnóstico claro del comportamiento probable de la economía interna y "tema con el fin de poder elegir con mayor información dónde invertir y en qué momento hacerlo. Una vez hecho esto no se puede olvidar la otra regla de oro de la inversión: ¡no poner todos los huevos en la misma canasta !!!



La economía



Lo que pasa en la economía mundial es relevante no solo para quienes invierten en el exterior, sino para todos, en especial para un país pequeño y vulnerable como Colombia. En un mundo cada vez más globalizado, difícilmente se puede afirmar que los eventos externos no afectan el desempeño de la economía local o el de variables críticas en la inversión como la tasa de interés y la tasa de cambio. Para fortuna de los inversionistas, el 2000 empieza bien. Se despejaron al menos tres de los grandes interrogantes presentes al comienzo del 99.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?