Seguros, entre más primas...

| 6/8/2001 12:00:00 AM

Seguros, entre más primas...

El aumento de catástrofes en todo el mundo y los problemas de seguridad en Colombia han disparado el valor de las primas de algunos ramos.

¿Qué relación hay entre el devastador terremoto de Turquía, los huracanes de la costa este de Estados Unidos y la tormenta que destruyó el 40% de las reservas forestales de Francia --ocurridos en los últimos años--, con el aumento de las primas de seguros que están sufriendo los empresarios, industriales y usuarios en Colombia?

Pues que en un mundo en el que las empresas de reaseguro están completamente globalizadas, cualquier gran siniestro que ocurra en el planeta termina afectándolas. El problema es que las reclamaciones por sucesos como estos prácticamente terminaron con el colchón que las reaseguradoras tenían para responder, lo que llevó a que estas compañías aumentaran sus primas, en muchos casos, en 100%. El incremento fue también posible, gracias a la reestructuración del negocio de reaseguro en el mercado mundial que dejó muchos menos jugadores.



Frente a este incremento y con el bajo rendimiento operativo que las aseguradoras del país han registrado durante los últimos años, estas decidieron trasladar el incremento del reaseguro a sus clientes vía aumento de primas, especialmente en terremoto, terrorismo e incendios. Por ello, las pólizas subieron en el país entre un 25% y más de un 100%, dependiendo del ramo.



Claro que este aumento, explica José Manuel Inchausti, presidente de Mapfre Seguros, fue mayor para casi todas las empresas en Colombia, ya que la situación de inseguridad está haciendo más difícil y costosa la colocación internacional de algunos riesgos. Estos dos fenómenos han llevado a que algunas industrias, sobre todo aquellas con una trayectoria de siniestralidad complicada, como las de energía y petróleo, hayan sufrido un aumento severo. Los otros afectados, en su mayoría, son los clientes empresariales y corporativos.



En los últimos años, el número de atentados contra la infraestructura energética y minera del país se acentuó. Y si bien el sector no tiene aún una cifra, solo entre 1999 y el 2000, las aseguradoras nacionales pagaron por incendios $220.000 millones.



Si bien la mayoría de las aseguradoras hablan del sobrecosto por factor país, José Alberto Vélez, presidente de Suramericana, no le da tanta preponderancia. Afirma que los aumentos se deben a un problema mundial, ya que el mercado colombiano es muy pequeño. Del total de primas en el mundo, solo el 2% corresponde a América Latina y de ese, la mitad es Brasil. Esto significa que el 1% se reparte de México hasta Argentina, y que Colombia es un problema menor.



Factores internos



Pero mientras que en los eventos de alta siniestralidad el aumento de precios está directamente relacionado con la dinámica mundial, hay otros cuyo comportamiento depende de la situación interna del país, como los de vehículos y transporte de carga, que representan cerca del 25% de la industria.



William Fadul, presidente de Fasecolda, reconoce que si bien la siniestralidad en el ramo de vehículos es un problema viejo, sigue siendo un tema preocupante para las aseguradoras. De los 15.000 vehículos amparados hurtados durante el 2000, las empresas pagaron en siniestros alrededor de $200.000 millones, con un agravante, ya que estos son asumidos por las empresas nacionales frente a la dificultad o el elevado costo de obtener un reaseguro.



Esto se evidencia en que al mirar los resultados de las aseguradoras, el ramo de automóviles tiene una de las más elevadas relaciones siniestralidad/cuenta compañía, cerca del 75%. Esto significa que por cada peso que reciben en primas destinan 75 centavos en pago de siniestros. Esto hace que esta parte del negocio, que concentra cerca del 20% de las primas, origine cerca de la mitad de las pérdidas operativas de la industria, que ascendieron a $286.000 millones el año anterior. Claro que varias aseguradoras han reducido su impacto, gracias a una mejor política de selección de riesgos.



En lo que sí se ha registrado un aumento importante de las primas y una reducción en los niveles de protección es en el transporte de carga.



Un funcionario de Seguros Bolívar dice que para entender la situación de inseguridad, solo basta ver los noticieros de televisión. Esto ha llevado a muchas empresas a aumentar las primas en más de un 40% y a no asegurar cierto tipo de carga. También hay restricciones para amparar el transporte de vehículos y la carga que cruza nuestras fronteras, especialmente la de Venezuela.



Al igual que el sector de autos, el de carga posee una alta relación de siniestralidad y concentra grandes pérdidas. Solo en el 2000, las aseguradoras pagaron casi $80.000 millones en siniestros, lo que representó el 7% de las pérdidas totales del sector asegurador.



El problema de estos aumentos es que llegan justo cuando algunos sectores económicos del país habían empezado a registrar mejoría, pero que ahora deberán destinar más recursos para recibir menos protección de la que recibían antes.



Esto hace que el incremento de los ingresos de las compañías de seguros, vía aumento de pólizas, sea cada vez más complicado, con lo que las aseguradoras deberán concentrarse en una reducción de costos y mejorar la suscripción de riesgos para que algún día el negocio de asegurar en Colombia sea rentable.



Factores del presión

La industria mundial del reaseguro hizo un fuerte aumento de tarifas.



La siniestralidad de ramos como vehículos y transporte se ha disparado en todo el país.



El efecto

Las primas han aumentado entre un 20% y más de un 100%. Los ramos más afectados fueron terremoto, terrorismo e incendio.



Los empresarios deberán pagar más por los seguros y recibir menores beneficios.



Lo que viene

La estrategia de aumentar ingresos vía tarifas deberá ser complementada por las aseguradoras con un ajuste de los costos y mejor suscripción de riesgos.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.