| 5/26/2016 12:00:00 AM

Fiducia inmobiliaria, uno de los negocios mas atractivos del año

Los estímulos del Gobierno a los programas de vivienda hacen de la fiducia inmobiliaria uno de lonegocios más atractivos del año.

Sin duda el ladrillo sigue reinando como una de las inversiones ‘duras’ en Colombia, al punto que el auge de la construcción de vivienda en el país permite que la fiducia inmobiliaria sea uno de los negocios de mayor crecimiento en materia de fideicomisos.

Los activos administrados por esta unidad de negocio crecieron a un ritmo anual de 34,5%, al totalizar $43,8 billones en 6.875 negocios y una participación de 12,3% dentro del total de activos administrados por el sector, de acuerdo con las cifras de la Superintendencia Financiera de Colombia.

“El impulso que tendrá este año el renglón vivienda y otros destinos como centros comerciales, hoteles y oficinas en las principales ciudades del país significará un mayor volumen de actividades bajo esta modalidad de administración dirigida por voceros profesionales de entidades sometidas a la supervisión de la Superfinanciera, como son las fiduciarias”, afirma la presidente de Asofiduciarias, Stella Villegas de Osorio.

De acuerdo con los cálculos del gremio, la fiducia inmobiliaria crecería cerca de 27% al finalizar 2016, en términos de volumen de activos administrados. En número de negocios, se estima un crecimiento de 15% anual, para alcanzar cerca de 8.000 administrados al cierre del año.

Dentro de las perspectivas para 2016 en este sector está el aumento en la penetración de la fiducia inmobiliaria en un mercado que seguirá creciendo gracias a los estímulos del Gobierno a la vivienda. Tal como lo señala Mario Andrés Estupiñán Alvarado, presidente de Fiduciaria de Occidente, “nuestros cálculos indican que este tipo de ayudas contribuyen al incremento del PIB en 0,4 puntos en 2016 y la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) prevé que la construcción de edificaciones crecerá 9,7% para el año en curso”.

Respaldo a proyectos

En la actualidad se ve cada vez más un mayor uso de los vehículos fiduciarios como respaldo en el desarrollo de los proyectos de inversión. Luis Orlando Salazar, vicepresidente comercial de Fiduciaria Bancolombia, sostiene que el mecanismo fiduciario se ha articulado cada vez más a este tipo de proyectos, “y tanto los compradores finales, los promotores, constructores y los inversionistas le encuentran un alto valor agregado de cara a que las condiciones de iniciación de los proyectos estén acreditadas y los recursos y los activos, adecuadamente administrados”.

Pese a la crisis del petróleo en la historia reciente, la inflación y la devaluación del peso frente al dólar, se tiene una perspectiva positiva frente a algunas regiones, como lo asegura Leopoldo Romero Gálvez, gerente general de Helms Fiduciaria. “Estas perspectivas se mantendrán estables en su dinámica, dada la proyección de crecimiento, y esto permite equilibrar la oferta de aquellas que probablemente presentarán una dinámica más discreta”, dice.

Este esquema ha sido relevante para los promotores, constructores y adquirentes de desarrollos inmobiliarios, al ser vehículos que ayudan a mitigar riesgos a las partes de un proyecto.

La fiducia inmobiliaria comprende varias formas de contratos, entre las que están las fiducias de preventa, que tienen que ver con la comercialización del proyecto, mientras se logran obtener los requisitos para empezar a construir el proyecto.

Para Mario Andrés Estupiñán, presidente de Fiduciaria Occidente, este esquema representa un beneficio para los futuros compradores, porque “sus recursos se mantienen administrados por una fiduciaria mientras el constructor acredita las condiciones definidas en el contrato”, según el directivo.

Otra figura que se constituye en este negocio es la fiducia de administración o parqueo de lote, cuyo objetivo es el de transferir un bien inmueble para que sobre el mismo se adelanten las gestiones previas al desarrollo del proyecto de construcción.

Lea también: Construcción: La gran protagonista de la actiidad fiduciaria

Para todos

Otro de los frentes de atracción del negocio inmobiliario se soporta en los derechos fiduciarios: un mecanismo jurídico que permite que pequeños y medianos inversionistas puedan participar en grandes proyectos..

“En Oikos hemos realizado más de 70 estructuraciones de este tipo con el apoyo de diferentes fiduciarias, algunos de estos patrimonios aún están activos rentando y otros han cumplido sus procesos y ciclo de maduración, han sido vendidos a sus arrendatarios o a terceros”, afirma Claudia Díaz, gerente comercial del Grupo Oikos, quien anticipa que en este momento la firma inició el proceso de venta del Hotel Popart de Tocancipá, que espera iniciar entrega al operador en el último trimestre de este año.Se trata de un patrimonio autónomo con 26.000 derechos fiduciarios, con inversión mínima de $49 millones.

El Grupo Oikos desarrolla diferentes frentes de trabajo y avanza en la construcción de parques industriales en Tocancipá y Barranquilla.

En vivienda está con Oikos Infinitum, un proyecto de renovación urbana con 29 pisos de altura en Chapinero que le cambiará la cara a la zona de la Caracas con calle 58. También desarrolla proyectos de vivienda en Tocancipá, Zipaquirá y Cajicá.

Oferta de vivienda

Claudia Díaz, gerente comercial de Oikos, dice que en el país aún existe gran potencial de compra de vivienda, así como el mercado industrial. “Los mercados de inmuebles de vivienda desde VIP/VIS hasta $700 millones tienen una dinámica muy atractiva tanto para el constructor como para el comprador a nivel de opciones, tasas y beneficios. Así mismo, el mercado Industrial en Colombia apenas se está profesionalizando con la creación en los últimos años de clústers para industria y empresariales, donde las empresas encuentran parques industriales de verdad”, afirma.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?