| 9/1/2011 11:30:00 AM

Revolcón financiero

Se viene una reforma que cambiará la manera en que invierten los colombianos. Comisionistas de bolsa y fiduciarias, al banquillo.

En el mundo de las finanzas colombianas hay un tema que copa la atención por estos días. Se trata de una gran reforma que prepara el Gobierno, en cabeza del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, para reorganizar los vehículos de inversión que ofrecen comisionistas de bolsa, fiduciarias y sociedades administradoras de inversión. En concreto, se refiere a las carteras colectivas y demás mecanismos de inversión conjunta que, como su nombre lo indica, permiten aglutinar el dinero de muchos pequeños inversionistas.

Los cambios buscan, básicamente, que esta atrasada industria (ver recuadro) avance hacia estándares internacionales y opere como en el resto del planeta. Con esto, no solo cambiará la forma en que invierten los colombianos, sino que permitirá canalizar el ahorro hacia actividades más productivas; por ejemplo, proyectos de infraestructura e inmobiliarios.

En la actualidad, cualquier entidad que administra recursos de terceros realiza la asesoría de inversión (gestión del portafolio), la valoración de los activos, custodia de títulos, procesos operativos (back office) y la distribución de los fondos. Esto hace que solo ofrezcan los productos generados y gestionados por ellos mismos, lo que deriva en escasez de activos para invertir.

Ahora se busca abrir la posibilidad de llegada y conformación de jugadores especializados en cada una de estas tareas. “Con esta reforma, se facilitará la entrada de inversionistas extranjeros para que compren fondos locales y la llegada de gestores de fondos globales, la aparición de asesores financieros independientes y el uso de las redes de las oficinas bancarias para mercadear fondos de inversión, entre otras”, afirman jugadores del sector.

No obstante, entre de los comisionistas de bolsa hay el temor de que los cambios les signifiquen mayores requerimientos de capital. No obstante, “podría abrir oportunidades para fortalecer de mejor forma las sociedades gestoras y dar posibilidad de ampliar los canales de venta”, afirma Diego Jiménez Posada, presidente de Correval.

Para Clemente del Valle, experto en mercado de capitales del BID, los cambios abrirán oportunidades de negocios para todo el mundo, pues se avanzará hacia una industria más grande, activa y diversa. Y para los clientes significará menos costos de comisiones. Además, no necesariamente representará mayores requerimientos de capital, pues cada jugador retendrá los riesgos que tienen que ver con su actividad. Todos los países grandes de la región han hecho reformas de este tipo”, puntualiza.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?