| 12/14/1998 12:00:00 AM

Piense antes de girar el cheque

El nuevo impuesto sobre las transacciones afecta también las finanzas personales. La chequera de la familia sufre cuando no se maneja bien este tema.

Cuando la plata es escasa y también cuando no lo es, hay que manejarla de forma organizada para no perder ni una oprtunidad de ganar algo con ella. Esta recomendación cobra aún más validez ahora que el gobierno estableció el impuesto del 2 por 1.000 a las transacciones financieras. Esto quiere decir ni más ni menos que cada vez que usted saque plata de su cuenta de ahorros, o de su cuenta corriente, por el medio que sea, le cobrarán este porcentaje sobre el valor de la transacción.



Esto sin lugar a dudas amerita concentración y organización para evitar pagar el impuesto sobre la misma plata varias veces, sobre todo si los recursos que maneja se destinan a los gastos familiares.



Por ejemplo, si usted gana un sueldo mensual de $2 millones y la empresa para la cual trabaja le consigna esta plata en una corporación de ahorro y vivienda, debe tener en cuenta varias cosas. Primero, el impuesto sobre esta transacción lo debe pagar la empresa y en ningún momento ésta le puede trasladar a usted este costo.



Segundo, si usted sólo tiene esta cuenta de ahorros, no hay mucho problema. Lo único que debe hacer es ser cuidadoso con los montos que saca cada vez, para no tener que reconsignar la plata y pagar nuevamente el impuesto cuando la vuelva a sacar. Pero si, además de la cuenta de ahorros, usted tiene una cuenta corriente y éstas no están con la misma entidad, debe considerar la posibilidad de concentrarlas en una sola institución, para evitar así pagar el impuesto cada vez que haga traslados entre sus cuentas interbancarias. Esto le permite mantener su plata en la cuenta de ahorros ganando intereses y pasarla a la cuenta corriente sólo cuando necesite hacer algún pago con cheque. Conviene discutir el tema con la familia para evitar transacciones inútiles.



Independientemente del tema del impuesto, hay otras cosas que usted puede hacer para que la plata le rinda. Aunque la consigna es bajar deudas, a veces conviene utilizar la tarjeta de crédito. Si ya tiene una tarjeta de crédito y, por tanto, ha incurrido en los costos de la cuota de manejo, utilícela, pero sólo para compras que va a cancelar en el mes siguiente. Si ya tiene la plata, esto le permite dejarla en la cuenta de ahorros ganando intereses. Si no la tiene, la tarjeta le da financiación por un mes sin costo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?