| 5/11/2007 12:00:00 AM

Nuevas en la cuadra

Qué tan atractivas son las acciones que están comenzando a salir en el mercado colombiano.

Las emisiones de acciones que saldrán al mercado en los próximos meses tienen un éxito de ventas casi asegurado. Ya están anunciadas la emisiones de títulos de Isagen, Grupo Aval y Ecopetrol y hay una gran expectativa sobre la colocación en Nueva York de ADRs de ISA, Bancolombia y posiblemente de la cementera Argos. Adicionalmente este año se ofrecería una nueva emisión de Procafecol, la promotora de las tiendas Juan Valdés.

El entusiasmo entre los compradores ha venido creciendo. La salida de estos papeles les dará a los inversionistas la posibilidad de diversificar sus portafolios, una tarea que en los últimos meses ha sido bastante difícil por la falta de oferta de títulos. Además, las buenas condiciones de la economía nacional ayudarán a que los emisores estén en capacidad de ofrecerles un buen retorno a sus accionistas, al menos en los próximos años. Pero, ¿son igualmente buenos todos los negocios para los compradores de estos nuevos papeles?

Dinero discutió las emisiones que ya están en el mercado con Camila Pérez, gerente de Investigaciones económicas de Valores Bancolombia; Juan Esteban Sánchez, Analista Senior de Acciones de Correval y Paul Weiss, gerente de Producto Mercado Accionario de Corredores Asociados, tres de los mejores analistas de acciones del país.



Nuevo en la cuadra

Isagén es la tercera empresa más grande del país en generación y comercialización de energía eléctrica, después de Endesa y EPM. Con sus cinco centrales y una interconexión con Venezuela, genera un poco más del 16% de la electricidad nacional.

El año pasado vendió algo más de $890.000 millones y tuvo utilidades ligeramente superiores a los $170.000 millones, lo que la sitúa entre los pesos pesados empresariales del país. Sin duda este año figurará entre las 50 más grandes por ventas de las 5.000 de Dinero.

Con las normas actuales, la compañía podría crecer hasta tener el 25% del mercado lo que haría entre 2010 y 2020. Además, comenzó a explorar oportunidades de negocios en Centroamérica para internacionalizar su operación.

En un programa para reducir la participación de la Nación, que hoy tiene el 76,9% de la compañía, se ofreció al mercado una emisión de acciones privilegiadas por un valor de $592.000 millones que representan el 19,2% del total en circulación.

El privilegio para los compradores consiste en que recibirán además del dividendo ordinario, un dividendo fijo de $31,62 por acción, que se pagará este año. Cada acción tiene un precio de $1.130, de modo que ya habría un rendimiento asegurado de aproximadamente 2,8% para quien las adquiera.

Pero además de los dividendos, la acción parecería tener un gran espacio para valorizarse. Los modelos de proyección del comportamiento de Isagen, de Correval, muestran que la acción se podría valorizar al menos 20% en un semestre. Juan Esteban Sánchez destaca que Isagen tiene una buena parte de sus contratos de venta de energía suscritos a largo plazo, con lo que sus ingresos se vuelven muy estables y resalta su bajo nivel de endeudamiento, cercano al 26%.

Por su parte, Camila Pérez considera que uno de los atractivos de la emisión está en el gran tamaño de la empresa y en que pertenezca a un sector que no es tradicional en la bolsa. En energía solo está ISA.

¿Demasiado cara?

Pero no todo es tan bueno. Por tratarse de una empresa estatal, la venta de acciones de esta generadora debe seguir los pasos establecidos para las privatizaciones. Así, en la primera etapa se le ofrecieron las acciones al sector solidario y a los fondos de pensiones. En la segunda quedaron cerca de $119.000 millones para los particulares y, si sobra algo después de las dos rondas, se le ofrecerán a la filial del Banco Mundial, la International Finance Corporation, IFC.

El problema está en saber qué tanto de lo comprado por los solidarios y por los particulares se transará más adelante en el mercado. Los fondos de pensiones en general compran con la intención de mantener los títulos por plazos largos, de modo que la acción podría perder bursatilidad. Si el papel se vuelve muy ilíquido perdería gran parte de su atractivo.

Pero ese no es el único inconveniente. Algunos banqueros de inversión se preocupan por el precio de la acción. El asesor de esta emisión, Bancolombia, calculó el valor total de la empresa en $3,6 billones, es decir nueve veces el Ebitda (las utilidades antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones). En energía las últimas negociaciones de empresas se han hecho con múltiplos que van entre 4 y 10,9 veces el Ebitda, pero según los banqueros consultados, la mayoría de ellas se hicieron con múltiplos cercanos a cico. Por eso, nueve veces les parece demasiado caro.

Otros analistas piensan que el precio está bien puesto. No solo destacan las cifras de posible valorización que menciona Correval, sino el interés de la IFC en ser socio de la empresa. Afirman que esa entidad nunca se mete en un negocio sin haber revisado las cuentas exhaustivamente.

Aval, buena pinta

El grupo Aval tiene un atractivo enorme. Se trata de una empresa con $5,5 billones de activos - que la ubicaría entre las 30 primeras por activos de las 5.000 de Dinero - y utilidades de $261.000 millones en 2006. Las entidades financieras en las que Aval tiene participación directa o indirecta representan el 31% de los activos del sector y el 29% de su cartera total. Además, el Grupo controla a Porvenir, el mayor fondo de pensiones del país, que tiene algo más del 26% de participación en el mercado de pensiones obligatorias. Pero si el monto de activos es importante, lo es más la rentabilidad de sus inversiones. De los $3,3 billones de utilidades que hizo el sector financiero en 2006, el 45% fueron generados por las entidades en las que participa el grupo Aval.

No es un resultado extraño si se piensa que es la matriz de los bancos más rentables del país. Juan Esteban Sánchez señala que la rentabilidad del patrimonio de los intermediarios financieros del Aval (Bogotá, Occidente, Popular, AVVillas y Leasing de Occidente) ha sido en promedio de 24%-25% mientras que la de otros bancos comparables ronda el 20%. "Entre el primer trimestre de 2006 y el primero de este año, el Banco de Bogotá aumentó su utilidad neta en 14% y el Occidente en cerca de 11%, mientras que la utilidad en el sector decreció 5% en ese lapso", dijo.

Además de su tamaño y rentabilidad es una buena acción para las personas que quieren dividendos. En 2006 el Grupo dio una utilidad por acción de $19,57 y repartió como dividendo el 61%, es decir, $12 por acción. Esta es una práctica normal en esa firma.

Aval ofrecerá 334 millones de acciones a $630 cada una, pero habrá descuentos de $10 para los que acepten la oferta de compra, $15 para quienes paguen de contado (20% de cuota inicial y el saldo en 20 días hábiles) y de $15 adicionales para los accionistas actuales. Así, en el mejor de los casos, el comprador pagaría $590 por cada título. ¿Qué tan buena es la propuesta? Si se compara con el precio actual en bolsa, no mucho. Desde marzo su cotización ha fluctuado entre $600 y $625, salvo por un período de dos semanas en abril en el que alcanzó $675.

Sin embargo, hay una posibilidad de valorización rápida, que dejaría en buena situación a los primeros compradores. "El programa de colocación de acciones tiene un green shoe enorme", dice Paul Weiss. El green shoe es un compromiso que tiene el emisor de salir con más acciones si al momento de ofrecerla está sobredemandada.

En el caso del Aval, se sabe que el tramo que se ofrece ahora, $210.000 millones, es el 10% del total de la emisión autorizada por los accionistas. En caso de sobredemanda de ese tramo, el Grupo podría sacar hasta el 90% inmediatamente después. Sin embargo, se espera que la emisión green shoe sería este mismo año y se haría por otro 10%, y se ofrecerían a un precio mayor al de esta oferta. La estrategia del Grupo es la de aumentar la liquidez de la acción paulatinamente aumentando la porción de las acciones en circulación que se transen, de 2% a 20%, explica Juan Esteban Sánchez.

Los riesgos de los accionistas del Grupo Aval son los que enfrenta todo el sector financiero, como son el deterioro de la cartera de consumo y microcrédito y el aumento en las tasas de interés que se pueda generar con las medidas del Banco de la República adoptadas el seis de mayo.



Crudo pero interesante

La entrada de Ecopetrol al mercado bursátil colombiano es como la de una ballena a un estanque de acuario. Hoy la capitalización bursátil en la Bolsa colombiana ronda los US$58.000 millones. Este indicador mide el valor del patrimonio de todas las empresas inscritas. "Dependiendo del tamaño del negocio de venta de acciones, que puede estar alrededor de los US$4,000 millones y US$5,000 millones, la capitalización bursátil de Ecopetrol podría ser de US$20.000 ó US$25.000 millones", dice Camila Pérez. Así, el tamaño de la Bolsa colombiana podrá aumentar en cerca de 50%

El proceso de venta del 20% de la empresa apenas va en sus primeras etapas y tendrá que surtir un proceso legal complicado. Se trata de la empresa más grande del país, y está entre las diez primeras de América Latina. Para ponerle el precio a la acción, deben tener en cuenta que es una empresa con unas reservas de petróleo más bien escasas y que los precios del crudo pueden reducirse en el largo plazo.

Paul Weiss intuye que serán un buen negocio. "Deben dejar algo de plata en la mesa", sostiene. Opina que el precio final no será tan alto como para permitirles el acceso a compradores finales del título, sino algo más barato, para que puedan entrar intermediarios e inversionistas que compran para vender los papeles más adelante.

La gran ventaja de estas acciones está en permitir que haya algo de diversificación en el mercado nacional. Hoy la mayoría de las operaciones de compra y venta de la bolsa se hacen con muy pocas acciones. Por eso: "hay mucho apetito por acciones nuevas. Si el precio está bien puesto, habrá demanda", sostiene Weiss.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?