| 6/11/2004 12:00:00 AM

Mejora EVA empresarial

Las empresas más grandes del país aumentaron 1,91% su EVA en 2003. Aunque aún destruyen valor por $21 billones, vienen mejorando desde 2000.

Las utilidades de las 5.000 empresas más grandes del país alcanzaron el año pasado alrededor de $7,4 billones, 31% más que las generadas en 2002, lo cual podría evidenciar una notable mejoría del sector empresarial colombiano.

A pesar de que los resultados contables son buenos, no hay que olvidar que el capital que los inversionistas han invertido en sus empresas tiene un costo de oportunidad. Por tanto, esas utilidades contables deben ser contrastadas contra lo que rendirían esos recursos invertidos en otra alternativa. Para generar estas utilidades contables, las 5.000 empresas tienen un capital invertido de alrededor de $243 billones. Con esto, resulta que la rentabilidad del capital para el total de empresas del país alcanzó 4,5% en 2003. A pesar de que esta rentabilidad es mayor al 3,5% generado en 2002, es muy similar al retorno que ofrecerían un CDT u otras inversiones de riesgo similar y está muy por debajo de lo que esperaría recibir un inversionista por hacer negocios en el país (el costo del capital), lo cual significa que el sector real sigue destruyendo valor para sus accionistas.

Dinero y Stern Stewart & Co, compañía creadora del concepto del EVA y líder en el tema en el mundo, analizaron la generación de valor (EVA por la sigla en inglés Economic Value Added), para las empresas más grandes del país en 2003.

Los resultados muestran que si bien el año anterior el sector real destruyó valor por $21,1 billones (8,5% de su capital), lo hizo en una menor proporción que en 2002, cuando destruyó el equivalente a 10,4% de su capital. Esto indica un aumento del EVA. Con esto, la mejoría del EVA como proporción de su capital fue de 1,91%, lo cual significa que generaron cerca de $1,2 billones de valor para sus accionistas, frente al año anterior.

Entre las razones de la mejora del EVA están el aumento en la eficiencia operacional, la mejora en la rotación del capital y la disminución del riesgo país generada por el clima de mayor confianza. Los primeros factores podrían ser evidencia de que la cultura de generación de valor ha ido permeando las empresas del país. O, al menos, a las más grandes.

De hecho, cerca de la mitad de las 250 mayores empresas del país (con ventas superiores a $150.000 millones) crearon más valor o destruyeron menos valor que en 2002 (ver ranking "Las empresas que mejoraron más su EVA").

El conjunto de empresas completa su tercer año de mejora continua en este indicador, luego de destruir valor por $35 billones en 2000.

No obstante, aún hay un largo camino por recorrer. Desde cuando Dinero inició su medición de EVA, en 1997, los resultados siempre han estado en terreno negativo y tan solo unas pocas empresas generan valor hoy para sus accionistas (ver ranking "Las empresas con mayor EVA"). Los empresarios tendrán que seguir trabajando para consolidar las tendencias que permitieron que en 2003 se destruyera menos valor y seguir ampliando la resonancia del tema en el país.



Mejoró la eficiencia operacional

El aumento de 15,3% en las ventas de las empresas más grandes del país durante 2003 se tradujo en un repunte de cerca del 30% de la utilidad operacional antes de impuestos, gracias a una mejora del margen operacional. El margen aumentó de 4,6% en 2002 a 5,1% en 2003. Esto último significa que por cada $100 vendidos se generaron $5,1 en utilidades operacionales durante el último año. Este repunte fue el resultado del control del costo de ventas, que se mantuvo estable alrededor del 70% de las ventas, y de una disminución de los gastos de administración y de operación que alcanzaron el 22,8% de las mismas.

Aumentó la rotación

del capital

El mayor nivel de ventas se logró con un capital relativamente menor, lo cual representa un aumento de la rotación del capital, el cual pasó de 0,77 veces durante 2002 a 0,88 veces en 2003. Es decir, por cada peso invertido en capital se generaron $0,88 en ventas. El aumento de este indicador se debe al repunte de la rotación de la propiedad, planta y equipos que aumentó de 2,10 veces a 2,26, mientras que la rotación del capital de trabajo se mantuvo estable alrededor del 3,3.



Disminuyó el costo de financiamiento

Con el aumento del margen operacional y la rotación del capital, el retorno sobre el capital (que se mide como el producto de los dos) del conjunto de empresas pasó de 3,52% en 2002 a 4,49% en 2003.

No obstante, esto está lejos de ser suficiente para cubrir el costo del capital que se ubicó en 12,84% en 2003 frente al 14,3% de 2002, ante la disminución del riesgo país y la tasa libre de riesgo. El riesgo país, que es la diferencia entre la tasa de interés de los bonos de Estados Unidos y los papeles del gobierno -en este caso, el colombiano- pasó de 6,6 a 5 puntos básicos.

Esta disminución fue, tal vez, la principal fuente de mejora en el valor de las empresas en Colombia.

No obstante, el riesgo país sigue siendo elevado e implica una fuente de caída en el EVA. De hecho, este factor explica el 51% de la destrucción de valor en 2003.



Los sectores y el EVA

El sector que se sigue llevando el premio al de mayor EVA sobre capital sigue siendo el de hidrocarburos. De hecho, las empresas pertenecientes a este sector lideran los rankings por empresas. Los altos precios internacionales permitieron un repunte del margen operacional y de la rotación del capital. No obstante, debe tenerse en cuenta que las reservas de hidrocarburos en el subsuelo no cuentan dentro del capital por lo cual su eficiencia podría aparecer más elevada de lo que debería.

Los demás sectores destruyeron valor. No obstante, con el EVA lo más importante no es el resultado absoluto sino la tendencia en el tiempo. Entre los sectores que lograron las mayores mejoras en el desempeño durante 2003 están algunos que se han ido internacionalizando y tienen en las exportaciones su fuerte como el sector minero, hierro y acero, textiles y cerveza.

Otros sectores, como transporte, hoteles, turismo y construcción, más dependientes del mercado interno, también destruyeron menos valor por unidad de capital el año anterior, impulsados por el repunte de la demanda interna que les permitió aumentar la rotación del capital.

Las cifras muestran que los sectores que presentaron las más grandes pérdidas fueron telecomunicaciones, tabaco, gaseosas, restaurantes, licores y cuero y calzado.



Lo que falta

De los cuatro factores decisivos en la generación de valor, tres repuntaron durante 2003. Sin embargo, aún se requiere activar el cuarto: crecer rentablemente. Para atraer la inversión que el país requiere para crecer, las empresas deberán no solo seguir mejorando la eficiencia operacional y la rotación del capital, sino comenzar a realizar inversiones productivas

Pero para que esto sea posible es indispensable que el gobierno asegure un ambiente de estabilidad económica, para atraer inversiones y reducir el riesgo país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?