| 10/30/2005 12:00:00 AM

Megabanco busca socio

Con la liquidación forzosa de Coopdesarrollo, sale al mercado un banco que está muy bien posicionado en el nicho de mayor crecimiento: el microcrédito. El objetivo del gobierno es que no salga del sector cooperativo.

En los últimos meses, la cartera que más viene creciendo es la de microcrédito, a tasas cercanas al 70%. Precisamente la mayoría de expertos considera que en esta línea de mercado se va a dar el gran crecimiento del sector financiero, más aún en una economía desbancarizada como la nuestra.

Por esto la salida a venta de Megabanco, una institución especializada en el nicho de mayor proyección, debería despertar un gran interés entre las entidades nacionales e internacionales, que están en un momento de consolidación y en busca de nuevas áreas de crecimiento.

Más aún, Megabanco sale a venta no porque sus indicadores sean críticos, sino porque Coopdesarrollo (Central Cooperativa de Desarrollo Social), que tiene el 95% de la entidad, entró en liquidación obligatoria y no hizo la tarea que ahora es ineludible: conseguir un socio estratégico para el banco (ver recuadro).

Mega en micro En 1999, Megabanco iniciaba su gestión con un índice de cartera vencida del 17%. Hoy este indicador está en 1,95%, por debajo del índice del sector (3,28%). Esto es solo un ejemplo del vuelco que dieron sus indicadores financieros, gracias al programa de rentabilización que realizó el banco encabezado por José Elías Melo, basado en la disminución del gasto, la recuperación de activos improductivos y una política crediticia adecuada para atender unos nichos especiales de crédito, como los sectores popular, microempresarial y solidario. El conocimiento de estos segmentos se convierte en su principal fortaleza. Cerca del 75% de la cartera está en este tipo de clientes.

"La óptica del negocio no ha sido la de competir con la gran banca en el país sino, por el contrario, llenar el vacío de la banca en los sectores cooperativo y popular. Como estos créditos han sido debidamente estructurados y juiciosamente evaluados, la cartera del banco es un activo rentable y seguro", afirma Melo.

Y le ha funcionado, pues la cartera de la entidad ha crecido a un ritmo de 21,46% en los últimos 5 años, alcanzando cerca de $1,53 billones al cierre de agosto.

Durante este año, Megabanco ha desembolsado cerca de $50.000 millones en recursos de capital de trabajo para el sector microempresarial. De hecho, en varias oportunidades ha recibido reconocimientos por parte de Bancoldex por el modelo de atención y asesoría desarrollado para este segmento.

El modelo de Megabanco se basa en un esquema, en el cual, por medio de la red de oficinas apoyadas por Gestores de Microempresarios, evalúa, acompaña y asesora a este tipo de empresas. De esta manera, y mediante entrevistas personales a los microempresarios, recoge, analiza y formaliza su información financiera, para brindarles asesoría en el manejo de su empresa y contar con los datos necesarios para efectuar una evaluación seria de la capacidad de endeudamiento del solicitante.

Esta especialización ha sido posible gracias a su fuerte presencia física y al alto nivel tecnológico alcanzado.

Megabanco está hoy en más de 103 municipios, lo cual se convierte en una gran cobertura geográfica. La entidad cuenta con una red de 324 cajeros automáticos y 187 oficinas para atender a su casi millón de clientes en todo el país, que incluyen más de 10.000 entidades solidarias, cooperativas, fondos de empleados y entidades sin ánimo de lucro.

En cuanto a tecnología, la migración de todas las entidades integradas a una plataforma tecnológica única ha sido el primer gran logro tras la fusión ordenada, pues le permitió desarrollar sus sistemas de información interna. Esto le ha valido estar a la par de otros bancos en temas de calificación de crédito y análisis de riesgo. Además, ha posibilitado darles mayor acceso a los clientes a servicios financieros modernos, como la banca electrónica por internet e incluso incursionar en bancaseguros. Actualmente, más de 1.000.000 de consultas transacciones mensuales se realizan por internet y 187.000 transacciones y consultas mensuales se hacen vía telefónica en Megatel. "El banco tiene una infraestructura de servicios suficiente, completa, moderna, comparable en términos de eficiencia, con cualquier otro banco del país".

Por todas estas fortalezas, es rentable prestándoles a sectores populares. Según Melo, es el banco más rentable por patrimonio "somos pequeños, pero estamos trabajando eficientemente", agrega. En lo corrido de 2005, el banco ha consolidado utilidades por valor de $48.200 millones y se proyecta que al finalizar este año esta cifra llegue a $63.000 millones.

Gran interés Megabanco ha hecho del crédito popular un negocio rentable y esto hace que comprarlo le dé valor agregado a cualquier entidad, pues es un vehículo para bancarizar.

Por esto, aunque no se saben los detalles, se espera que haya un alto interés por esta entidad. "Ante la buena situación del sector financiero y el exceso de liquidez de los bancos grandes casi cualquiera de los grandes jugadores podría entrar en el proceso", sostienen los banqueros de inversión.

Incluso podría haber más interés que por Granahorrar, debido al menor tamaño. No es el gigante, entonces es comprable pues se estima que la entidad tiene un valor entre $300.000 millones y $400.000 millones. Si por el banco estatal hay cerca de 4 ó 5 interesados, por Megabanco debería haber por lo menos el mismo número o más. De hecho, al consultar a los banqueros de inversión sobre quiénes deberían participar en el proceso se menciona a los que "participen en el proceso de Granahorrar y no ganen".

No obstante, es un propósito del gobierno que la entidad permanezca en el sector cooperativo. Pero como se requieren entidades con músculo financiero, lo ideal sería que lo adquirieran entidades cooperativas nacionales en alianza con una cooperativa financiera internacional.

Pero esto dependerá de cómo se estructure el proceso. "Aunque es un proceso privado, mi deseo es hacer un proceso transparente y abierto, dado el interés que ha despertado el banco", afirma Alejandro Revollo Rueda, gerente liquidador de Coopdesarrollo y, por tanto, encargado de la venta de Megabanco. Además sostiene que si bien la liquidación tiene un plazo de un año, aspira a tener concluido el tema lo antes posible. El proceso no está definido aún, pero para los banqueros será clave, por ejemplo, el manejo de las contingencias. Otra alternativa que se analiza es venderlo por partes.

Para Revollo, es la primera vez que se está creando valor con un proceso liquidatorio. Si bien se trata de acabar una empresa desde el punto de vista jurídico, el objetivo es que un activo tan valioso nacido de una situación sumamente difícil sea viable en el futuro y se consolide en una línea de mercado que necesita el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?