| 12/12/2003 12:00:00 AM

Los líderes

En 2003, las principales firmas de banca de inversión ayudaron a movilizar recursos por cerca de $17,7 billones. Dinero presenta a quienes hicieron cada operación y un ranking del sector.

En 2003, los banqueros de inversión tomaron un renovado dinamismo. Luego de la crisis, que hizo de los procesos de reestructuración una de sus fuentes de negocios, y de la parálisis en las decisiones de inversión por el cambio de gobierno, hay un nuevo aire en el sector empresarial y público que ha generado un crecimiento de la actividad de banca de inversión.

Este giro en el clima de los negocios, que muestra un sector empresarial más dispuesto a invertir y preparándose para tratados comerciales, ha hecho que las transacciones de compra, venta, alianzas y fusiones de empresas empiecen de nuevo a crecer. Por su parte, el gobierno, que había perdido fuerza como generador de negocios, está despertando con decisiones sobre temas como la privatización de Bancafé.

Por otra parte, ante la liquidez del sector financiero, los créditos sindicados tuvieron uno de sus mejores años. De hecho, la banca de inversión ayudó al sector empresarial a conseguir recursos por esta vía en un monto cercano a los $2,47 billones. Y aunque se vio una caída en el mercado de capitales como fuente de recursos del sector real, este año se emitieron $3,3 billones en bonos. Además, hay nuevas experiencias, como la emisión de acciones de la ETB.

Si bien la banca de inversión es importante en la movilización de recursos, en Colombia nunca se había cuantificado su labor. Dinero entrevistó a las principales firmas del sector, 12 de las cuales suministraron datos sobre los procesos de estructuración de bonos, créditos sindicados, estructuración financiera de proyectos, y fusiones y adquisiciones en los que participaron (ver ranking). Esta información muestra que la banca de inversión ayudó a movilizar durante este año recursos por cerca de $17,7 billones. Casi detrás de todos los grandes negocios, como TransMilenio, la internacionalización de Bavaria e ISA, la expansión de EPM y el otorgamiento de las licencias de PCS, estuvo un banquero de inversión.



Más local

La banca de inversión tuvo su mayor desarrollo con la apertura de la economía. La globalización, la llegada de capitales externos, la ley 100, y la corriente de privatizaciones y concesiones fueron las épocas de mayor auge de esta actividad. Pero con la severa crisis del país, a finales de los 90, el volumen de negocios se redujo, lo cual provocó el retiro de la mayoría de banqueros de inversión internacionales. Esta coyuntura abrió espacio para los jugadores locales, que conquistaron el mercado, pero disminuyó el monto de las transacciones.

Ante un mercado tan pequeño, los banqueros internacionales solo vienen para las grandes transacciones. Según la firma Violy & Co., "somos un jugador de nicho en el sector privado para transacciones complejas y que requieren capacidad de ejecución mundial, pues nuestra amplia red de contactos incrementa las posibilidades de éxito de una transacción".

Pero ahora es más común que en los términos de referencia se pida la presencia de banqueros locales, propiciando la creación de alianzas que les permiten a los internacionales aprovechar el conocimiento de la normatividad del país y al empresario tener línea directa con el proceso por medio del banquero local.

Según los expertos consultados, los principales jugadores locales son más sofisticados que en el pasado y cuentan con gente muy calificada y experimentada. "El valor agregado de un banquero no está en hacer un modelo de valoración, sino en liderar un proyecto", comenta Alfredo José Rizo, socio de Estrategias Corporativas, una de las más prestigiosas boutiques del mercado junto con Inverlink, Nogal, Incorbank y Latinvesco.



Los jugadores

A grandes rasgos, los principales jugadores de banca de inversión están conformados por los "bancarizados", que tienen el respaldo de un grupo financiero, y las boutiques, entidades independientes especializadas y que no actúan con capital propio, por lo cual su fuerte es la asesoría y cierre de negocios. El principal papel del banquero de inversión es "ejecutar e implantar transacciones de manera exitosa" y su principal diferencia con un consultor. Por esto, la comisión de "éxito" puede ser más del 80% de los ingresos de un banquero.

Entre los bancarizados, que por su músculo financiero son más fuertes en la consecución de recursos, se destacan las de grupos financieros internacionales y las corporaciones financieras. En el primer grupo hay firmas como Santander, BBVA y Citi, y en el segundo como Corfivalle, Colcorp y Corfinsura. Para los analistas, estas últimas son lo más parecido a un banco de inversión internacional, por su capacidad de inversión.

Clemente del Valle, superintendente de Valores, considera que al negocio de banca de inversión le faltan jugadores sólidos e integrales con un capital importante que les permita involucrarse en las actividades de distribución y tener redes de ventas idóneas en productos de riesgo. Del Valle ve a las corporaciones financieras como las llamadas a ocupar este lugar.



Características

La banca de inversión no solo hizo negocios en Colombia. Muchas de los bancos consultadas reportaron que sus ingresos provenientes del exterior y de ayudar a clientes colombianos a hacer negocios por fuera del país son crecientes, alcanzando niveles hasta del 30%. Según Juan Carlos Alvarez, vicepresidente de banca de inversión del Santander Investment Valores, su principal fuente de negocios de los últimos 2 años han sido "los negocios cross border (es decir, entre países) dado que tenemos la mayor presencia en Latinoamérica".

Para Felipe Cifuentes, vicepresidente de banca mayorista global del BBVA Ganadero, ser un banco multidoméstico le permite acompañar a empresas colombianas que hacen inversión en otros países. Ejemplo de ello son el acompañamiento a Bavaria en la adquisición de la cervecería Backus y a ISA en su financiamiento en Perú.

Según Sergio Restrepo, vicepresidente de la banca de inversión de Corfinsura, que se ha posicionado como líder en el mercado de capitales al emprender, entre otras, las emisiones de acciones de ISA y ETB, esto muestra cómo la gestión de la banca de inversión nacional ha ganado credibilidad entre los empresarios. De hecho, algunas han desarrollado un gran know how reconocido fuera del país anotan Bruce MacMaster y Felipe Encinales, Socios de Inverlink.

No obstante, en mercados como el de los bonos, muchas empresas hacen directamente las estructuraciones, olvidando el valor agregado que les pueden dar los bancos de inversión pues están permanentemente haciendo este tipo de transacciones.

Esta experiencia es muy importante. Como explica Rafael Pardo, presidente de Helm Investment Advisors, el mercado de valores está demandando tan solo papeles triple AAA, lo que ha hecho que los banqueros sean innovadores y traten de aumentar la calificación de los títulos que emiten con garantías parciales de entidades multilaterales o con emisiones sindicadas.

El mercado de los bonos es altamente competido. Por ejemplo, hace 6 ó 7 años se cobraba cerca de 50 y 60 puntos básicos para una emisión entre US$50 y US$100 millones. Hoy, para estos mismos montos, las emisiones se hacen hasta por 7 puntos básicos.

Esto se debe a que, según analistas consultados, algunos corredores entran al mercado rompiendo precios,hacen la estructuración gratis para ganarse la colocación, y derivan sus ganancias del mercado secundario. Para los banqueros esto podría generar conflictos de intereses. A este respecto, la Superintendencia de Valores está trabajando en el establecimiento de estándares mínimos sobre los jugadores que actúan en el mercado de valores.



El reto

Los tratados comerciales podrían tener un impacto sobre la estructura productiva y comercial en el país tanto o más profundo que la apertura. Por tanto, las necesidades de las empresas de prepararse para competir en los mercados globales, encontrar aliados y capital serán crecientes. Y, por tanto, el papel de los banqueros de inversión como canalizadores de capital seguirá teniendo gran importancia.

Según Pedro Nel Ospina, presidente de Corficolombiana, que este año relanzó su unidad de negocios de banca de inversión, el próximo año será mejor.

En 2004 muchos sectores en consolidación requerirán capital y las inversiones del sector privado repuntarán. Los créditos sindicados van a seguir siendo importantes, pero se tendrá que hacer un mayor énfasis en el crecimiento del mercado de capitales.

La banca de inversión está muy segmentada y especializada. En unos campos hay un gran desarrollo, pero en otros, como el mercado de valores, queda mucho por hacer. Para impulsarlo, se requieren jugadores más integrales, sofisticados y con mayor capital.

Los inversionistas institucionales están "hambrientos" de papeles pero algunos de los mejores emisores ya salieron al mercado. Por tanto, la actividad va a requerir mayor innovación y mayor análisis sectorial para ver dónde están las oportunidades y los nuevos negocios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?