| 12/10/2004 12:00:00 AM

Los banqueros líderes en 2004

La banca de inversión tuvo otro buen año ante el dinamismo del sector privado y la inversión internacional. Por segundo año consecutivo, Dinero presenta los rankings de este sector.

Las principales firmas de banca de inversión del país ayudaron a movilizar más de $13 billones durante 2004. Esto evidencia otro buen año en materia de negocios y la continuidad en el dinamismo que tomó este sector en 2003.

Por segundo año consecutivo, Dinero entrevistó a las principales firmas de banca de inversión para establecer el volumen de negocios en procesos de estructuración de bonos, créditos sindicados, estructuración financiera de proyectos, y fusiones y adquisiciones que efectuaron durante el año. Aunque algunas de las grandes firmas, como Violy and Company y RC Corporate Consultants, decidieron no participar en esta entrega, principalmente por efectos de confidencialidad, los resultados son interesantes.

El mercado de capitales se movió bastante en el año y los banqueros contribuyeron a que el sector real consiguiera más de $4,1 billones, mediante emisiones de bonos, $1 billón (24,3%) más que el año anterior.

Además, por la abundancia de liquidez del sector financiero y los buenos resultados empresariales, fue posible conseguir recursos mediante la estructuración de créditos sindicados por otros $2 billones, una cifra muy similar a la de 2003.

Por su parte, los procesos de compra, venta, alianzas y fusiones también tuvieron un año bastante movido, con negocios por más de $4,7 billones. La razón está en la cercanía del TLC y los procesos de consolidación en varios sectores. Por último, se estructuraron proyectos de inversión por más de $2 billones, un área en la que el sector público perdió protagonismo.

La encuesta revela que el sector privado fue el motor de la inversión y que nuevamente hay interés del exterior por invertir en Colombia. Además, se espera que tal dinamismo se mantenga durante 2005.



Un buen año

En 2004 se efectuaron transacciones largamente esperadas en el mundo de los negocios, como la compra de Coltabaco por parte de Philip Morris y la venta de Avianca, entre otras (ver Dinero 215).

"Convergieron las fuerzas de quienes estaban dispuestos a vender y quienes estaban dispuestos a comprar ante el clima de confianza. Esto hizo que se presentara una tendencia a que realmente se concretaran las transacciones", comenta Alfredo José Rizo, socio de Estrategias Corporativas.

"La noticia no es que el Grupo Empresarial Antioqueño vendió, sino que alguien compró. La estrategia de los grupos es clara desde hace tiempo, lo novedoso es que este año se vio el interés de los inversionistas internacionales", explica Gustavo Ramírez, vicepresidente de banca de inversión de Corfivalle. Y no solo de empresas estadounidenses y europeas, sino de países vecinos como Panamá, Perú y Ecuador.

Este ambiente favoreció el crecimiento de la actividad de banca de inversión. Por ejemplo, para Rodolfo Arenas, vicepresidente de banca de inversión de Corficolombiana, entidad que relanzó en 2004 su unidad de banca de inversión, fue un año muy bueno pues "realizamos el doble de lo que teníamos presupuestado en comisiones, lo cual es, a su vez, cuatro veces lo que hicimos en 2003. Con esto, esperamos seguir consolidando la unidad y ser reconocidos como la banca de inversión del Grupo Aval". Arenas cree que el ambiente macroeconómico estable los favoreció y el clima de confianza hizo que los portafolios se comenzaran a rotar por lo que se vio gente comprando y vendiendo.



Tendencias

La tipología de los negocios ha ido cambiando. Hace 3 ó 4 años, los procesos de reestructuración fueron la principal fuente de negocios, mientras que en los dos últimos años, los mayores focos de actividad han sido las sindicaciones de crédito y el mercado de bonos. Incluso, como comenta Claudia Varela, presidente de Colcorp, "hemos llevado de la mano a muchas empresas". Hay empresas a las que, luego de reestructurarlas, les consiguieron créditos sindicados y luego les ayudaron a emitir bonos, como ImpSat y Abocol, este año.

Otro aspecto que evidencian las encuestas es que, si bien los créditos sindicados alcanzaron una cifra similar al año anterior, su finalidad ha cambiado. Mientras al principio muchas empresas aprovecharon la coyuntura de revaluación de la tasa de cambio para endeudarse en pesos y abaratar su deuda, ahora más empresas utilizan los recursos de los bonos para invertir y crecer ante la inminencia del TLC.

Por otra parte, el crecimiento del mercado de los bonos se dio con un aumento de su complejidad. En 2004, un buen número de emisiones, que no fueron calificadas como AAA, resultó exitoso. Esto es un indicio de que el mercado ha empezado a madurar. No obstante, no se puede decir que el mercado de capitales arrancó pues aún queda mucho camino por recorrer.

Los banqueros y, en general, el mercado tienen el reto de diseñar los mecanismos para que compañías pequeñas y medianas puedan acceder al mercado de capitales y acabar con la paradoja de contar con un mercado líquido ávido de papeles, pero sin emisores. Para esto también hay que ampliar la base de inversionistas.

"Este mercado ha presentado una alta dinámica, los emisores aprecian la asesoría, acompañamiento y seguridad en la colocación. El desarrollo de este nicho del mercado de capitales es fundamental para la competitividad de las empresas colombianas", afirma Ricardo Sierra, vicepresidente de banca de inversión de Corfinsura.

Afortunadamente, los grandes jugadores locales se han consolidado (ver rankings) y han ganado en experiencia, sofisticación y profesionalismo.

No obstante, comenta Rafael Pardo, presidente de Helm Investment Advisors, se debe aprender a usar los banqueros de inversión. Opina que hay muchos banqueros de inversión por necesidad y oportunidad, pero sin formación, lo cual distorsiona el mercado significativamente. Además, la gente cree que es un servicio costoso y complicado. Por el contrario, dice, sus beneficios superan con creces los costos al generar un alto valor agregado y ser un apoyo constante.

Ahora que la competencia se ha intensificado, los clientes podrán exigir innovación y productos a la medida de sus necesidades y no solo reducción de comisiones.



2005

Por ahora hay consenso entre los banqueros sobre que el dinamismo continuará el próximo año. Están tranquilos con el financiamiento y no esperan una fuerte devaluación. Además si se firma el TLC con Estados Unidos, las empresas empezarán a moverse para competir y las necesidades de conseguir capital serán crecientes. Esperan que las fusiones y adquisiciones continúen siendo uno de los segmentos de negocio más dinámicos pues muchos sectores seguirán consolidándose (ver negocios del año) "o nos juntamos y somos grandes, o no hacemos nada", afirma Claudia Varela.

Además, con el TLC, la infraestructura comienza a ser un factor vital en el cual habrá que apretar el acelerador (ver "Lecciones desde México" en este número). Por esto, se espera que el sector público vuelva a adquirir su papel dinamizador de los negocios. Cabe recordar que planea conseguir cerca de $3 billones, mediante la venta de algunos activos que mantiene en sectores como el eléctrico y el financiero, lo cual es imperioso porque, a decir de los banqueros, el problema del gobierno es de gestión más que de interés.

Los nubarrones siguen concentrándose en el problema fiscal, pero los ubican hacia 2006 por ser un año de elecciones donde tradicionalmente las decisiones de inversión se postergan. "Al competir por recursos con el sector privado, el gobierno le sigue poniendo un tope muy alto a la financiación de las empresas, lo cual es un problema estructural muy grande pues afecta la competitividad de toda el sector empresarial", afirma Rizo.

El año anterior, los banqueros de inversión pronosticaron que 2004 sería un buen año (ver Dinero 196). Y así fue. Ahora que consideran que 2005 será mejor en materia de negocios, habrá que esperar grandes movidas empresariales el próximo año pues finalmente ellos son sus artífices.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?