| 12/16/2005 12:00:00 AM

Las movidas de los banqueros

La banca de inversión tuvo en 2005 uno de los mejores años del quinquenio. Por tercera vez consecutiva, Dinero presenta los rankings del sector.

El año 2005 será recordado por la fuerte reconfiguración del mapa empresarial del país. El año en que los inversionistas extranjeros retornaron con fuerza y se hicieron a muchas de las más emblemáticas empresas del país. SABMiller se fusionó con Bavaria, la mayor empresa privada; Philip Morris compró Coltabaco; Maverick Tube Co. adquirió Tubos del Caribe y Tubos Colmena; Gerdau se hizo a Diaco; BBVA compró Granahorrar, entre otras transacciones. Y también ha sido el año en que los buenos resultados de las empresas colombianas les permitieron emprender proyectos de expansión tanto en el país como en el exterior, lo cual significa movimientos y consolidaciones en muchos sectores. (La consolidación de los distintos pilares del GEA, compras de Argos y Corona en Estados Unidos).

De ahí que para los banqueros de inversión fuera un año especialmente activo en compras, ventas, fusiones y adquisiciones. A pesar de que algunas de las operaciones más grandes fueron asesoradas por firmas internacionales -Bavaria fue hecha por Citigroup, Lehman Brothers y Morgan Stanley- las 11 entidades que reportaron información participaron en más de 30 negocios de esta naturaleza, que involucraron recursos por más de $15 billones. Cabe aclarar que muchas de estas operaciones no aparecen por confidencialidad.

La fuerte liquidez les permitió a las empresas financiar buena parte de sus proyectos de inversión a tasas históricamente bajas, aunque acudieron más al mercado bancario que al de capitales. Los banqueros le consiguieron recursos al sector real por $3 billones mediante la estructuración de créditos sindicados (incluyendo el crédito sindicado internacional de Bavaria que estructuraron ABN Amro y Santander) y alrededor de $2,2 billones con bonos ($1 billón menos ante la ausencia de emisiones de multilaterales).

Por otra parte, la ausencia de operaciones de Project Finance evidencia que este gobierno no ha sido una fuerza generadora de negocios ante el estancamiento de los grandes proyectos de infraestructura como los sistemas de transporte masivo y otras concesiones.

Se espera que el próximo año haya mayor decisión política para sacar adelante proyectos como la concesión de Eldorado y Ecogas (ver artículo página 48). Además, la mayoría de banqueros consultados espera que el positivo ambiente de negocios continúe y, por tanto, que 2006 sea tan bueno como este año. Esto es, que sigan las fusiones y adquisiciones así como las consolidaciones en sectores como telecomunicaciones, banca y comercio, entre otros.

El único riesgo en el panorama es un aumento de las tasas de interés en Estados Unidos, que revertiría los flujos de capital que hoy se dirigen a países como el nuestro.

Mayor competencia Fue tal el empuje de las empresas para hacer negocios que una vieja norma que impide financiar con recursos del público la toma de control de una compañía, se convirtió este año, según los banqueros, en una limitante para el crecimiento al restringir las compras apalancadas.

Claro que algunas entidades como el BBVA encontraron la fórmula para destrabar esta fuente de recursos. La entidad utilizó a Bancoldex para prestarles a los bancos, y así lograr que estos financiaran la operación de toma de control de Prodesal. Esto es solo una muestra de cómo la creatividad que deben ofrecer los banqueros es cada vez mayor. Otra muestra de la sofisticación y de la mayor profesionalización del mercado son, por ejemplo, algunas de las operaciones efectuadas por Helm Investment Advisors, como la titularización de las matrículas realizada para la Universidad Piloto o la primera titularización denominada en UVR para que una compañía pudiera financiar operaciones de leasing habitacional. También está la primera titularización de los proyectos de TransMilenio que se financiaron con créditos, lo cual le permitió al concesionario bajar sus costos financieros en más de 600 puntos básicos. Estas son soluciones a la medida con un gran valor agregado. De hecho, hoy las firmas son más proactivas y la comisión de éxito es un porcentaje mucho mayor de sus ingresos.

Por otra parte, la industria de banca de inversión se ha ido transformando. Como resultado de las fusiones del sector financiero están constituyéndose grandes firmas de banca de inversión locales, a la vez que se fortalecen las internacionales. Es el caso de la integración de los equipos de Colcorp y Corfinsura, del Grupo Empresarial Antioqueño. Y la anunciada fusión entre Corfivalle y Corficolombiana, entidad de Aval. Estas entidades comentan que esto les dará mayor capacidad de originación y distribución, lo que les permitirá ofrecer un servicio más integral y enfrentar la mayor competencia internacional. Mientras que el BBVA, que acaba de adquirir a Granahorrar, piensa que esto le dará mayor músculo.

Este año también marca el regreso de JPMorgan. "Estuvimos mucho más activos en Colombia, ahora participando también en los mercados de capitales locales y con un enfoque importante en apoyar a nuestros clientes corporativos en todas sus necesidades /oportunidades financieras", afirma Claire Orrantia, ejecutiva de JPMorgan.

Además de la cada vez mayor competencia en el mercado doméstico, es notoria una tendencia a la internacionalización de las firmas, ya sea en su acompañamiento a las empresas colombianas en su incursión en otros países o, incluso, asesorando a clientes extranjeros fuera de Colombia. La banca de inversión se ha adaptado a las crecientes necesidades de los empresarios y ha sabido responder a la fuerte competencia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?