| 2/20/2009 12:00:00 AM

La hora de los dividendos

Los inversionistas recibirán menos de lo que esperaban porque las compañías van a tener que cuidar su liquidez previendo una restricción al crédito internacional.

A pesar del desempeño mostrado por buena parte de las empresas emisoras colombianas en 2008, el incremento de los dividendos no será de la misma proporción al de su crecimiento en el mercado. Los inversionistas recibirán menos de lo que esperan porque las compañías van a tener que cuidar su liquidez previendo que los mercados financieros internacionales seguirán restringiendo el crédito. No obstante, el crecimiento de los dividendos estará por encima de la inflación y en línea con lo que han sido en términos históricos.

Para la mayoría de analistas es claro que, aunque las utilidades de los principales emisores del mercado accionario local van a tener variaciones muy altas, los dividendos no van a crecer al mismo ritmo. Según cálculos de la firma Interbolsa, las utilidades de Ecopetrol van a crecer 133%, debido a los altos precios del petróleo durante los primeros tres trimestres de 2008, y las de entidades del sector financiero crecerán por encima de 20%, tal es el caso de las utilidades de Bancolombia (24%) y las de Aval (23%).

Al excluir las firmas Ecopetrol y BVC, Correval estima que el crecimiento de los dividendos será de 11,11%. Para ello se basan en la utilidad neta estimada, la razón de pago histórica y por la evidencia de que los emisores históricamente han tratado de mantener un reparto de dividendos creciente.

Moderación en Ecopetrol

Las empresas deben mantener un equilibrio entre lo que entregan a sus accionistas para mantener el atractivo de la acción y lo que usan para fortalecer patrimonialmente la compañía y apalancar su crecimiento. Si se les paga mucho hoy a los accionistas, se podría estar comprometiendo el crecimiento de la empresa a futuro; pero si paga poco, podría dejar a los accionistas descontentos y perder bursatilidad. Este es el dilema que enfrentan cada año las empresas en su política de dividendos y que en el contexto actual podría definirse a favor de retener un poco más de utilidades.

Es el caso de Ecopetrol que, por un lado, tiene un agresivo plan de expansión y, por el otro, a su principal accionista, el Gobierno, con altas necesidades de recursos para financiarse. Para 2008, las utilidades de la petrolera estatal estarán alrededor de $13 billones pero la repartición de dividendos no será tan alta como la del año anterior, cuando distribuyó el 89,9% de sus utilidades. Para la mayoría de analistas, el dividendo de la petrolera estará entre $162 y $277 por acción, lo que equivale a un porcentaje de reparto de entre 50% y 75% de las utilidades. Históricamente, el reparto ha estado alrededor del 71%, siendo para muchos el escenario más probable.

Si Ecopetrol reparte el grueso de sus utilidades, los accionistas estarían esperando que el año entrante los dividendos se mantuvieran, para lo cual tendría que aumentar sus ingresos o habría que bajar el dividendo, dado que se espera que las utilidades de 2009 sean del orden de las de 2007 -alrededor de $5,4 billones-. "No tiene sentido subir el dividendo ahora para tener que bajarlo el próximo año", explica Johanna Castro, analista de Corredores Asociados. En el corto plazo podría haber una reacción positiva del mercado, pero hacia 2010 se va a volver menos atractiva la acción porque sin reservas el dividendo tendría que caer. "Algo muy complicado si se piensa en futuras emisiones", comenta Jorge Andrés Cortés, analista de Corficolombiana. De todas formas, bajo cualquier escenario, Ecopetrol será el gran jalonador en materia de dividendos.

Otros emisores

Las únicas propuestas de distribución de utilidades que se han conocido hasta ahora son las de Bancolombia, que propuso un dividendo de $568 por acción -correspondiente a $142 trimestral-, lo que representa un crecimiento de 9,9% respecto al dividendo pagado en 2008. En este mismo sentido, Corficolombiana propuso un dividendo de $528 por acción.

Compañías como Nacional de Chocolates verán crecer sus dividendos en 17,5%, sin embargo, según esta misma firma, el crecimiento de los dividendos para el conjunto de los principales emisores del mercado accionario local (los que componen la canasta del Igbc y el Colcap vigente durante el primer trimestre de este año), estaría en promedio alrededor de 12,4%. "Las compañías van a tener que decir en sus asambleas que necesitan capital para funcionar y aguantar los difíciles momentos que vendrán en 2009 y 2010. Los dividendos aumentarán un poco más que la inflación pero el porcentaje de las utilidades que repartirán como dividendo va a decrecer", afirma José Fernando Restrepo, analista de Interbolsa.

Por su parte, el Gobierno ha sugerido al sector financiero hacer reservas adicionales para estar mejor preparados ante la crisis financiera internacional. Para Edgar Jiménez, analista de la firma Stanford, los bancos no tendrían problema en cumplir con esto y, por tanto, los dividendos del sector financiero no van a bajar. "Bancolombia distribuyó vía dividendos cerca del 40% de las utilidades obtenidas en 2007 y es posible que esta política se mantenga vigente dejando un amplio margen para hacer la reserva adicional del 10% planteada por el Gobierno. Por su parte, el Banco de Bogotá cuenta con una reserva para futura repartición de dividendos de $633.560 millones, acumulados durante los últimos años, lo cual es equivalente a 3,5 veces los dividendos pagados el último semestre", agrega Jiménez.

Otras compañías como ISA, Isagen y ETB, que cuentan con participación pública, tienen grandes proyectos de inversión, razón por la cual han mantenido baja rentabilidad de dividendos, buscando generar valor en el largo plazo.

El sector textil tendrá que seguir mejorando su operación y no está en condiciones de repartir dividendos. Otros sectores como el cementero o el de ventas al por menor también tendrán una reducción en las utilidades que los obligara a ser prudentes en la repartición este año.

Es importante que al invertir en acciones se revise el potencial de crecimiento de la empresa y su valorización en el largo plazo, por lo que hay que fijarse en qué van a invertir las utilidades retenidas. Invertir en acciones que paguen mayores dividendos puede ser una estrategia defensiva en esta difícil coyuntura puesto que se comportan de manera similar a un papel de renta fija.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?