| 1/29/1999 12:00:00 AM

Internet para inversionistas

Las casas de corretaje de la web son una opción para apostarle al dólar.

Si el dólar es una opción de inversión que vale la pena mirar, entonces, la gran pregunta es ¿cómo hacerlo?, ¿bastaría comprar divisas en una casa de cambio y ponerlas en un lugar seguro para que renten la devaluación esperada?



Definitivamente, ésa no sería una opción segura y hace tiempo pasaron los tiempos en que el dólar callejero era una inversión atractiva.



Lo bueno es que la tecnología de internet ofrece una serie de alternativas para invertir en activos denominados en dólares. Usted desde su casa u oficina podría convertirse en un sofisticado inversionista internacional comprando y vendiendo acciones, bonos, papeles de renta fija en los mercados de Nueva York, Londres o Tokio.



La magia de internet está cambiando el modelo de cómo invierte la gente. En el mercado internacional hay varias compañías de corretaje de valores por la web y su modelo de negocios ha sido de los más exitosos de los últimos tiempos.



Schwab, por ejemplo, una casa de corretaje con sede en San Francisco (California), es posiblemente la más grande de las que operan en este nuevo y competido mercado. Esta empresa, cuyo objeto es comprar y vender acciones y valores que millones de clientes ordenan por la web, en menos de cinco años se convirtió en una firma que negocia US$4.000 millones por semana y maneja el 30% del mercado de Wall Street on line (por internet). Dos millones de los 5,5 millones de clientes de Schwab son ciberinversionistas.



De hecho en Wall Street, los tiempos en los que las personas visitaban al corredor para comprar sus acciones también son cosa del pasado.



No habría razón para que Colombia se marginara de esa nueva tendencia mundial de invertir por internet. De hecho, Schwab tiene cerca de 10.000 clientes en América Latina.



Primero, una cuenta



Aunque cualquier persona podría comprar un cheque en dólares y ponerlo en un sobre rumbo a Estados Unidos para empezar a invertir, lo más fácil es abrir una cuenta en dólares en Miami o una cuenta off shore en los llamados paraísos fiscales (Barbados, islas Cayman...).



Abrir la cuenta no es un proceso complejo. La mayoría de los bancos ofrecen esa posibilidad.



La ventaja de abrir una cuenta es que, cuando decida invertir, lo único que tiene que hacer es una transferencia electrónica entre su banco y la firma de transacciones de internet. Y cuando desee liquidar la ganancia de sus inversiones, de nuevo, sólo será una transferencia.



La mayoría de las firmas de internet ofrece la posibilidad de abrir una cuenta corriente especial con la cual es posible tener chequera y tarjeta débito para retirar su dinero en el momento deseado, pero eso tiene costos adicionales.



Los costos



La decisión de entrar al mundo internacional de las inversiones conlleva una mirada cuidadosa a los costos de transacción que implicará hacerlo.



El primer costo que tendrá que considerar será el de abrir la cuenta en dólares. Cuando usted abra la cuenta bancaria, el banco le cobrará cuota de manejo. Cuando empiece a transar, cada entrada o salida le costará entre US$8 y US$29, todo depende de la empresa con la que abra su cuenta (ver recuadro).



El análisis de rentabilidad es simple. A partir del monto que piensa invertir en el exterior, mire los costos que asumirá frente a las expectativas de rentabilidad que están dadas por una devaluación esperada (Dinero estima que sobrepasaría el 20% en todo 1999) más el rendimiento de los activos que quiere comprar.



Si quiere jugar en el mercado de acciones, ése es riesgo puro. No conoce la rentabilidad esperada de las acciones ni está seguro de la devaluación. Pero si se siente lo suficientemente informado y sofisticado como para medírsele a Wall Street, vale la pena que lo intente.



Información



Las oportunidades de internet están ahí para que cualquier persona las aproveche. No obstante es clave que tenga claro que, antes de entrar al mercado, hay que hacer el ejercicio de conocer y entender cómo funcionan y qué ofrecen las firmas de bolsa que operan en la red. El segundo paso es estar informado mediante la lectura frecuente de medios en la web como SmartMoney.com, MSNInvestor.com, Bloomberg.com, New York Times.com, Wall Street Journal.com, Pointcast o Fortune.com, entre otros. Dinero.com es un buen punto de arranque.



Lista para recordar





1. Para abrir una cuenta, usualmente es posible llenar una aplicación en línea (por internet), pero luego tendrá que enviar por correo o fax la aplicación con documentos como el pasaporte, la cuenta bancaria y el cheque para arrancar.



2. El pasaporte es definitivo porque es necesario demostrar que es extranjero y así no tendrá que pagar impuestos sobre las utilidades.



3. Una vez el inversionista compra acciones, puede salir (vender) y volver a entrar cuando lo desee. En renta fija, hay más restricciones pero también es flexible.



4. Las inversiones posibles van desde acciones hasta bonos, títulos del Tesoro, fondos mutuos de mercados emergentes, opciones y futuros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?