| 7/18/2008 12:00:00 AM

IFC más que crédito

La International Finance Corporation, IFC, no solo ha aumentado considerablemente su cartera en el país en los últimos años, sino que ha comenzado a asesorarlo en temas claves para su desarrollo y competitividad.

En tres años, la Corporación Financiera Internacional, IFC (por sus siglas en inglés), multiplicó casi por cuatro su presencia en Colombia. Pasó de tener inversiones en el país por US$91 millones en el año fiscal 2005, a invertir aproximadamente US$300 millones en 2008. Con esto, la cartera de inversiones de la IFC en Colombia superó los US$1.087 millones, un tamaño seis veces mayor al presentado en 2001, con lo que nuestro país se convirtió en el octavo con mayor exposición de esta entidad en el mundo, después de economías mucho más grandes en términos de PIB per cápita como Rusia, Brasil, India, China, Turquía, Argentina y Filipinas.

Además de este creciente apoyo al sector empresarial colombiano, la entidad perteneciente al Banco Mundial ha fortalecido su apoyo al sector público mediante la asesoría en temas claves para mejorar la competitividad del país, como el desarrollo de la infraestructura y la mejora en el clima de negocios. También está prestando asesorías para lograr un manejo más adecuado de las regalías petroleras, entre otros frentes.

Uno de los principales proyectos que lidera es la estructuración de la Ruta del Sol, la cual es fundamental para que los inversionistas institucionales participen en el desarrollo de este gran proyecto de infraestructura. Este proyecto estará listo en el ultimo trimestre del año.

Hace un mes lanzó en Bogotá un portal para la simplificación de trámites en la creación de empresas. Ahora está tratando de replicar la experiencia en otras ciudades como Medellín, Barranquilla, Cartagena, Bucaramanga y Cali e incorporar otros frentes de trabajo como la simplificación de trámites de importación y exportación y otra serie de reformas que buscan un clima de negocios más favorable para la inversión extranjera.

Adicionalmente, hace un año habían firmado un convenio con Ecopetrol para realizar un mayor control a las regalías, estableciendo mecanismos de monitoreo con la comunidad. El programa ha sido tan exitoso que está siendo replicado en Perú en el sector minero y la idea es adoptarlo en muchos más países.

"La entidad tiene grupos especializados de asesoría en diferentes temas. Tenemos cinco pilares identificados (concesiones, regalías, profundización del sector financiero, clima de negocios y modernización de la administración) donde buscamos replicar experiencias exitosas en otros países. Nuestro grupo de asesoría tiene una base grande en Lima para toda la región, pero a partir del año pasado se han fortalecido grupos en Colombia, Brasil, Bolivia, México y Centroamérica", afirma Roberto Albisetti, gerente regional de la entidad.

Un buen año

De los US$300 millones invertidos en 2008, más del 40% fueron inversiones de capital de riesgo y de mezanine (cuasi capital) lo cual muestra cómo la IFC comparte el riesgo empresarial.

Dentro de las transacciones más importantes realizadas en este año fiscal está la adquisición del portafolio de Cisa, con US$113 millones, para AIG y Cargill y el apoyo para la realización de un crédito sindicado adicional por US$130 millones.

Este año la entidad llevó a cabo su primera inversión en modernización y expansión de puertos con Muelles el Bosque de Cartagena por US$15 millones pero planea seguir muy activa en este frente por su impacto para la competitividad del país. Están negociando otra inversión por cerca de US$60 millones en la Sociedad Portuaria de Cartagena para la expansión del puerto de Contecar, para acomodar buques grandes, y otra inversión de alrededor de US$25 millones para la modernización y expansión del puerto de Santa Marta, conjuntamente con la Corporación Andina de Fomento (CAF), la cual debería salir en el segundo semestre de 2008. También están estudiando oportunidades en la costa pacífica, específicamente en Buenaventura, pero aún no han concretado nada.

Las otras inversiones fuertes estuvieron en su tradicional foco de fortalecimiento del sector financiero, con una inversión de US$75 millones en el capital de Seguros Bolívar, la adquisición del 10% de Finandina, por US$17 millones y la inversión por US$2,4 millones en la Corporación Mundial de la Mujer en Medellín. La inversión en Seguros Bolívar incluye un plan de reestructuración pues, "cuando la IFC invierte, no se limita a evaluar los estados financieros sino que mira el plan de negocios e inversiones a largo plazo de la compañía, fortalecemos su gobierno corporativo, la sostenibilidad ambiental y las relaciones de la compañía con la comunidad", afirma Albisseti.

Del mismo modo, la entidad realizó su primera inversión con un fondo local de capital privado (Tribeca Capital Partners por US$15 millones) y la primera en una empresa del sector farmacéutico (Tecnoquímicas por US$25 millones).

También está próximo a darse el primer financiamiento en América Latina por parte de IFC a un ente territorial pues la entidad está interesada en que ciudades con buena calificación crediticia y gestión tengan acceso a sus recursos. De hecho, según Albisetti, "estamos mirando ciudades que están realizando Sistemas de Transporte Masivo".

Para comienzos del año fiscal 2009, IFC tiene ya aprobados en Colombia recursos para seis proyectos por un monto de US$200 millones en los sectores de infraestructura, financiero y de petróleo lo cual muestra la mayor diversificación sectorial que ha logrado la entidad en sus inversiones. Su programa de inversión total para 2009 es del orden de los US$350 millones, pues hoy tienen alrededor de US$600 millones de nuevas inversiones en propuesta, con casi 25 empresas de diversos sectores, lo cual muestra el importante y creciente papel que está jugando la IFC en nuestro país. ?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?