El riesgo se puede medir

| 2/8/2002 12:00:00 AM

El riesgo se puede medir

El valor en riesgo es un instrumento que se está imponiendo para ayudar al inversionista a identificar cuánto podría perder con una inversión.

Las acciones volvieron a estar de moda. El Indice General de la Bolsa de Colombia creció cerca de un 37% durante el año pasado. Sin embargo, la situación debe analizarse con cautela pues, aunque algunas acciones se valorizaron considerablemente, otras también generaron retornos muy negativos. El hecho de que la valorización haya sido positiva no significa que la situación sea favorable para todos.



El riesgo está presente en todas las inversiones que se hacen, pues siempre hay un grado de incertidumbre sobre el futuro. Claro ejemplo de lo anterior son las pérdidas millonarias que enfrentaron numerosos inversionistas con la caída de la bolsa de Estados Unidos. La pregunta ahora es cómo determinar el riesgo de las distintas alternativas de inversión para poder tomar decisiones a conciencia. Dinero analizó en detalle un método que le permite cuantificar su riesgo.



El valor en riesgo



Desarrollado por JP Morgan, el valor en riesgo (VAR) ha tenido gran acogida en el mundo de las finanzas, que lo considera un instrumento útil y fácil de entender. En Colombia, la Superintendencia Bancaria está modificando su regulación para que las entidades financieras utilicen el VAR para establecer su riesgo.



El VAR es una medida que busca consolidar el riesgo en un número, determinando lo máximo que de una inversión se puede perder en el peor de los escenarios. Un reporte típico del valor en riesgo diría: "De una inversión de $1'000.000, lo máximo que usted podría perder, con una confianza del 99%, es $100.000". La utilidad de este método radica en que no solo mide el riesgo de una única inversión sino, además, lo hace para un portafolio de inversiones. Además, con este método también se puede determinar el máximo valor que podría ganar con la inversión. Es como un indicador de los puntos extremos dentro de los cuales se puede mover la rentabilidad.



Es importante recordar que el VAR no es un instrumento infalible: es simplemente una herramienta basada en datos históricos y no contempla sucesos inesperados.



¿Cómo se calcula el VAR?



Con información histórica se determina la máxima pérdida (o ganancia) posible en un período específico. Este cálculo puede hacerse de distintas formas, por lo que los resultados pueden diferir.



María Lorena Gutiérrez, profesora de la facultad de Administración de Empresas de la Universidad de Los Andes, desarrolló para Dinero una aproximación a la medición del VAR. El estudio utiliza los datos diarios del 2001 para 10 acciones, CDT a 90 días y tasa representativa del mercado (TRM). De allí sale una distribución estadística que determina, con una confianza del 99%, el valor en riesgo diario en el peor de los escenarios y el máximo valor que podría ganarse en un día.



Los resultados arrojados por el estudio son interesantes. De la muestra, la inversión con mayor valor en riesgo es Bancolombia, es decir, es la acción que podría tener la mayor pérdida entre las analizadas, debido a la volatilidad histórica que tuvo su precio en el 2001. Por su parte, el Banco de Bogotá, cuya acción fue la que más creció durante el año pasado (cerca de un 140%), presentó un valor en riesgo alto en comparación con otras alternativas. Esto permite afirmar que no se puede juzgar una inversión solo por su crecimiento, sino que se deben tener en cuenta otras variables como la volatilidad.



Los resultados muestran, además, que toda regla tiene su excepción. Por eso, aunque hay una tendencia a que una mayor volatilidad genere una mayor ganancia o pérdida esperada, esta relación no es estrictamente directa. El mejor ejemplo es Valores Bavaria, que pese a que tiene la mayor volatilidad no es la que presenta el mayor valor en riesgo.



Así, al evaluar el riesgo de las diferentes opciones, el inversionista debe ser muy cuidadoso pues siempre hay situaciones que se salen de los parámetros.



Cuando se elige una alternativa hay que evaluar no solo los rendimientos que ha generado en el pasado, sino el posible riesgo al cual se enfrenta. Recuerde, la próxima vez, piense en VAR.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.