| 9/2/2005 12:00:00 AM

El próximo problema

Las ganancias de los bancos están amenazadas por la volatilidad.

El Banco de la República, el gobierno y los banqueros andan preocupados con el futuro del sector financiero. La tendencia creciente de la rentabilidad de los bancos que empezó en 2002, se detuvo en diciembre y ahora oscila en el 2,7%. Como señala María Angélica Arbeláez, vicepresidenta económica de la Asobancaria, las utilidades de los bancos están muy influenciadas por los resultados de la deuda pública. Los ingresos se mueven fuertemente cuando aumentan o disminuyen las ganancias de los TES que están en su portafolio de inversiones.

Las inversiones crecen rápido. Mientras que a finales de 2000 valían el 21% del total de los activos, en julio último equivalían al 34%. Y aumentaron su participación en los ingresos. Este año, hasta julio, los ingresos por valorización y venta de inversiones fueron de $2,9 billones, casi 20% de los $15,1 billones de ingresos de la banca y 52% de los $5,6 billones que percibieron por la cartera de crédito. En TES, los bancos tenían en mayo $20,1 billones, 13% más que en noviembre de 2004, según Asobancaria.

El problema que esto tiene sobre los balances bancarios se observa en un ejercicio en el que la Asociación parte la rentabilidad de los bancos en dos: una estructural que responde a las utilidades derivadas del negocio de crédito y otra 'no estructural' que obedece a elementos que no corresponden a la intermediación, como la administración de inversiones.

La rentabilidad estructural se comporta muy parecido a la cartera total, y la parte no estructural se mueve a la par con los precios de los TES. ¿Esto es bueno o malo? En las condiciones actuales del mercado parece más un riesgo que una ventaja.



El cambio del decenio

En el reporte de Estabilidad Financiera, el Banco de la República califica el aumento de la participación de las inversiones financieras y en especial en títulos de deuda pública como "uno de los mayores cambios experimentados en el balance bancario en los últimos diez años".

Las inversiones son buenas pues diversifican el riesgo de los bancos, concentrado en operaciones de crédito. Pero sus retornos son más volátiles que los de cartera y afectan la sostenibilidad de las utilidades. "El impacto de cambios en la tasa de interés sobre la valoración del acervo de inversiones del sistema ha demostrado ser una fuente importante de vulnerabilidad", dice el Emisor. Un aumento de 100 puntos básicos en la tasa de interés del portafolio de TES genera una pérdida de $471.000 millones, 19% de las utilidades de 2004 y 14% más que en 2003. El Emisor dice que "el riesgo de mercado ha aumentado rápidamente en los dos últimos años, incluso más que el ascenso en las utilidades bancarias".



La solución

El riesgo de que suban las tasas de los TES es alto y con el tiempo, crece la probabilidad de que eso pase. Para desactivar la amenaza se podría reducir el riesgo de mercado de los TES, que es una decisión fiscal del Ministerio de Hacienda. Pero esa oficina podría no estar interesada en limitar las emisiones que son su fuente de financiación del déficit.

También se podría aumentar el crédito para reducir la proporción de las inversiones. Esa tarea no es fácil. Como indica María Angélica Arbeláez, no hay demanda de crédito comercial. "Las empresas no tienen grandes proyectos de inversión", afirma. Y en los préstamos de consumo y de microcrédito, que crecen a tasas de 27% y 63% real anual, la calidad de la cartera se está deteriorando. Los créditos en mora alcanzan 5,3% en consumo y 5% en microcrédito y en algunos bancos llegan al 8%. Estas cifras son altas, frente al 1,9% del crédito comercial. Otra vía para aumentar la cartera sería reducir más los intereses de préstamos hipotecarios y los de largo plazo. ¿Posible? Por el riesgo involucrado en las inversiones, sería justificable. Y las cifras del Banco de la República muestran que los bancos pueden mejorar su eficiencia. Colombia tiene costos administrativos elevados frente a otros países de América Latina.

Mientras algo ocurre, por ahora, señalan algunos analistas, lo más importante es que el balance de los bancos refleje el riesgo que tiene su operación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?