| 8/18/2006 12:00:00 AM

El nuevo distribuidor

Los corresponsales no bancarios, CNB, son el primer paso para llevar a la banca a lugares y segmentos de la población donde hoy no tienen presencia. ¿Quién pegará primero?

La banca colombiana se prepara para entrar con todo en el modelo de corresponsales no bancarios (CNB), un esquema que ya demostró su poder en Brasil, México y otros países de la región. Las primeras aplicaciones de las corresponsalías están listas para salir y en muy poco tiempo, los banqueros podrían trasplantar a Colombia las experiencias que tienen en operación en otros lugares.

En Brasil, los resultados de la aplicación del modelo son sorprendentes en términos de cobertura. Según Asobancaria, el número de municipios desatendidos por el sector financiero se redujo de 1.679 en 1999 a 1.444 en 2001, y a cero a finales de 2002. Estima que en los últimos cinco años se han beneficiado de este servicio 40 millones de personas que no registraban relaciones con el sector bancario porque vivían en zonas apartadas del país. Hoy Brasil tiene más de 90.000 corresponsales —frente a 17.000 sucursales bancarias tradicionales—, lo cual representa más de la mitad (56,1%) de la red de atención.

Para todos los bancos nacionales e internacionales consultados por Dinero, el tema resulta estratégico y esperan lanzar muy pronto sus planes. Algunos banqueros se atrevieron a pronosticar que en 3 años la banca en Colombia que hoy tan solo está en el 25% de los municipios del país podría alcanzar un cubrimiento total del territorio nacional.

La nueva figura favorece a los banqueros, porque les permite ampliar su presencia a menores costos y a los comerciantes, pues atrae personas a sus negocios con lo cual pueden aumentar sus ventas, y les crea una fuente adicional de ingresos. Los desarrolladores de software y las firmas de telecomunicaciones también podrían ver crecer su negocio por cuenta de los CNB. Pero el mayor ganador será el usuario que podrá hacer sus transacciones en lugares más cercanos y horarios más amplios.

Sin embargo, los banqueros que estuvieron reunidos recientemente en su convención anual advirtieron que para lograr una mayor bancarización y llegar a los segmentos más bajos de la población se requiere avanzar en otros frentes, como el establecimiento de las cuentas de ahorro de bajo monto, la eliminación del 4 x 1.000 y la eliminación de los techos a las tasas de interés, entre otras cosas. Todos estos factores estarían contenidos en el paquete de reformas que planea el gobierno para el sector financiero.

Los primeros
La nueva figura con la cual los bancos podrían prestar algunos de sus servicios (ver recuadro) en tiendas, droguerías, supermercados, oficinas de correo o loterías, entre otros, tiene a todos los banqueros haciendo cuentas, ultimando los detalles de su estrategia y su plan de negocios. Además, fortaleciendo y creando alianzas estratégicas para ser los primeros en salir.

Uno de los primeros bancos que anunció el lanzamiento de pilotos y acuerdos es Bancolombia. Lanzó el primer CNB en un pequeño supermercado en Chipatá, Santander. "Este mismo mes lanzaremos 2 ó 3 puntos más en pueblos donde no hay bancos y en las ciudades, en barrios de estrato bajo donde la banca no llega", afirma Augusto Restrepo, director de la unidad de canales de esta entidad.
 
Explica que el banco tiene el camino abierto en este tema, pues la idea es primero cubrir las poblaciones donde ya llegan con los Puntos de Atención Móvil, cerca de 128 poblaciones que son visitadas rutinariamente por asesores comerciales y donde ya tienen clientes conformando una especie de oficinas remotas. Con esto, su presencia aumentaría del 13% al 25% de los municipios del país.

Bancolombia tiene una ventaja tecnológica frente a sus competidores, por haber empezado a participar antes en estos mercados. Además de sus sistemas telefónicos Conavitel, acaba de lanzar la banca móvil por celular.

Otros bancos que podrían moverse muy rápido serían Citibank y BBVA, dada su experiencia en el tema en otros países pues solo tendrían que importar el modelo y la tecnología.

Citibank tiene su experiencia más exitosa en México por medio de Banamex que tiene más de 1.300 pequeños negocios que actúan como corresponsales. "Hemos asignado la máxima prioridad al tema, el cual se ha convertido en estratégico para el banco. Tenemos varias iniciativas en camino y muy pronto estrenaremos el modelo en Colombia", afirmó Jaime Alberto Upegui, gerente de banca de consumo de Citibank Colombia.

"Esto no quiere decir que no vayamos a seguir ampliando nuestra red de distribución en oficinas, cajeros y máquinas de depósito en efectivo. Así mismo, extenderemos nuestros servicios de Citiphone y Citibank Online. Citibank es un banco para el cual los canales alternos son prioritarios", manifestó.

Por su parte, el BBVA también muestra su experiencia e interés. "Tenemos clara la experiencia española con un tema similar que sin duda resultó muy valiosa para la masificación de la banca en España. Por esto, nos resulta de gran interés el tema en Colombia", afirma Luis Juango, presidente de la entidad en Colombia. "Pronto habilitaremos las operaciones desde el celular y fortaleceremos la banca electrónica y telefónica con más puntos de autoservicio Línea BBVA", añadió.
 
El BBVA terminó recientemente la renovación de su red de cajeros automáticos en todo el país (407 de la red BBVA Colombia y 250 de la antigua red Granahorrar) con una inversión que ascendió a $34.000 millones.

Sin embargo, estos bancos insisten en que para llegar a este segmento de la población se requiere modificar el techo que la tasa de usura les impone a las tasas de interés. "Citibank tiene en México, Chile, Argentina, Brasil y está abriendo en Perú un producto llamado Citifinancial, con el cual atiende a los estratos bajos de la población. Tenemos la idea de abrirlo en Colombia para volvernos jugadores más importantes en el mercado, pero las cuentas no nos dan. Hay que eliminar las restricciones de las tasas", sostiene Upegui.

Además, explicó que para que se genere bancarización, se debe dar a futuro la posibilidad a los corresponsales de hacer ventas de productos de crédito como en otros países, lo cual no quedó en la normatividad actual. Puede ser un paso siguiente.

Entre los bancos que también han anunciado algunas medidas están los de consumo masivo y aquellos cuyo nicho principal ha estado en los estratos bajos. El Banco Caja Social Colmena, BCSC, realizará talleres de formación para sensibilizar y preparar a los potenciales corresponsales y que se adecúen al nuevo papel que jugarán en la sociedad.
 
"El Banco ha venido adelantando conversaciones con varios tenderos, en algunas ciudades del país, para iniciar próximamente los primeros pilotos de ese novedoso mecanismo e iniciar el desarrollo de este canal por medio de ellos. Nuestro banco ha sido un aliado fundamental de los tenderos", afirma Eulalia Arboleda de Montes, presidenta de la entidad.

Todo esto hace prever que este mismo trimestre veremos nuevas formas de operar de la banca, pues todos los bancos están en carrera para ver quién hace los primeros lanzamientos.

Gtech, la multinacional estadounidense que opera el juego Baloto en Colombia, está en negociaciones con tres bancos y espera actuar como CNB en cerca de dos meses. Esta multinacional tiene una red de 5.500 máquinas (3.500 puntos en el comercio general y 2.000 puntos de terceros como los chanceros) en 460 municipios del país y la tecnología, pues todas operan en línea y tiempo real. Y tiene agresivos planes para seguir extendiendo su red.

Además, estableció una alianza con Reval, compañía especializada en el recaudo de valores perteneciente al grupo de Thomas Gregg. "En este momento, estamos iniciando el desarrollo del software para cada banco y estamos mirando las especificaciones técnicas pues la conexión con el banco es fácil", dijo un vocero de la compañía.

Para el manejo de este nuevo servicio comercial, la firma utilizará su marca VIA, para que el negocio de los corresponsales no quede ligado al del juego y para facilitar el mercadeo.

En Brasil, donde el tema ya lleva tiempo, a mediados del año pasado el Lemon Bank implementó un sistema que mediante un sensor óptico para la lectura de códigos de barras que mantiene conexión directa con el banco por medio de una línea celular, les permite a los usuarios de dos líneas de transporte público cargar sus celulares, pagar los servicios públicos y los impuestos mientras viajan en los buses.
 
¿Será posible que en poco tiempo los colombianos hagan lo mismo en la tienda de la esquina, en la estación de gasolina que queda de camino al trabajo y hasta en TransMilenio? Los banqueros dicen que sí.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?