| 6/25/2004 12:00:00 AM

De regreso al redil

La banca colombiana recuperó indicadores y estándares de operación similares a los de América Latina. Entrevista con Ignacio Salvatierra, presidente de Felaban.

A pesar de la desaceleración de las utilidades durante abril, ante factores como la revaluación y el desplome del precio de los títulos de deuda, la recuperación del sector financiero iniciada hace dos años continúa su marcha en 2004. En lo corrido del año hasta abril, el sector financiero alcanzó utilidades alrededor del billón de pesos ($988.500 millones), 85% por encima de las generadas en el mismo período de 2003 y solo 2 de los 59 establecimientos de crédito presentaron pérdidas. De hecho, el sector alcanzó niveles de rentabilidad superiores a los que tenía antes de la crisis de 1997 y por encima del promedio latinoamericano.

En el marco de la Convención Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia, organizada por la Asobancaria, Dinero entrevistó a Ignacio Salvatierra, presidente de la Federación Latinoamericana de Bancos, Felaban, sobre la situación del sector financiero colombiano respecto a la región.

Para el presidente de Felaban, entidad que asocia más de 600 entidades financieras en 19 países de la región, Colombia cuenta hoy con un sector financiero en consolidación, más capitalizado y fuerte, pues algunos de sus principales indicadores han regresado al promedio latinoamericano. Además, destacó que la regulación financiera colombiana rápidamente se está poniendo a tono con las tendencias internacionales. De hecho, consideró que el país es pionero en la adopción de normas de gestión de riesgo y lucha contra el lavado de activos.



Colombia en contexto

Según Salvatierra, la recuperación de la banca colombiana ha sido positiva y la rentabilidad alcanzada por el sistema se constituye en una de sus principales fortalezas. Mientras en 2001, con sus datos, Colombia ocupaba el último lugar en términos de rentabilidad en una muestra de 10 países de la región, hoy está en los primeros lugares con una rentabilidad de 17% sobre el patrimonio y un retorno de 2,3% sobre los activos (ver gráfico).

Resalta el hecho de que esta recuperación se ha dado con base en procesos de saneamiento bancario y en la mejoría de los indicadores prudenciales como la solvencia, las provisiones y la reducción de los activos improductivos. "Es una recuperación sólida que le permitirá seguir aumentando la cartera de créditos en la economía", afirmó.

Además del repunte de la cartera, especialmente del crédito de consumo, también hizo énfasis en el hecho de que el sector hoy presenta balances de mejor calidad. En materia de provisiones, Colombia ha avanzado significativamente. Mientras que a finales de los 90 registraba relaciones de cubrimiento de los créditos vencidos que no llegaban al 40%, hoy superan el 100% y están en línea con el promedio regional.

"Esto evidencia el esfuerzo que han venido haciendo las entidades colombianas con el propósito de mejorar sus niveles de riesgo", agregó.

De hecho, para el presidente de Felaban un aspecto que distingue a Colombia de otros países de la región es el trabajo que viene realizando toda la banca para implementar el estado del arte en materia de gestión de riesgos. En este proceso se han vinculado el sector y los supervisores, pues la transición hacia los modelos internos de gestión de riesgo es un objetivo común.

Recordó cómo la regulación financiera y el ejercicio de la supervisión bancaria en Colombia históricamente han seguido los Principios de Basilea. Los bancos cumplen hoy normas de capital más exigentes que las propuestas en el acuerdo de Basilea de 1988. Mencionó que la regulación doméstica se ha preocupado por incluir los 25 principios que componen el acuerdo de Basilea y que, si bien aún no se conoce la versión definitiva del nuevo pacto (Basilea II), en nuestro país ya se discuten algunas precondiciones para acoger estas recomendaciones en el futuro.

Por otra parte, destacó cómo el sistema financiero colombiano ha venido realizando un trabajo permanente en materia de prevención del lavado de activos desde hace más de una década, lo que ha significado inversiones para desarrollar estructuras organizacionales y tecnológicas, herramientas administrativas para la vigilancia, áreas de cumplimiento, programas de capacitación, entre otras.

Todo esto, dice, se ha reflejado en la muy buena apreciación que tiene el mercado internacional sobre el sector financiero colombiano. Así mismo, añade, los organismos multilaterales han podido constatar mediante evaluaciones, la calidad del sistema de prevención del lavado de activos implementado por el sector.

Todos estos elementos le permitieron afirmar al presidente de Felaban que en Colombia la banca se ha venido preparando muy bien y tiene una mayor solidez para enfrentar una eventual crisis. Colombia, al igual que Latinoamérica, cuenta con instrumentos de regulación más adecuados en materia de provisiones, medición y control de riesgos de mercado y de crédito, y con una base de capital más adecuada.

Sin embargo, persisten retos y se debe continuar avanzando en la consolidación de los modelos internos de administración de riesgo y en el fortalecimiento técnico de los supervisores bancarios. Si bien el indicador de calidad de la cartera ha mejorado al reducirse a niveles alrededor del 7,2% aún está muy por encima del promedio regional (4,1%).

De otro lado, asegura, aún queda un buen trecho por recorrer en todos nuestros países para desarrollar una completa estructura tecnológica al servicio de la prevención del lavado de activos.

Todo esto deberá hacerse a la vez que los bancos colombianos consolidan los avances en eficiencia, pues, a pesar de los esfuerzos, las cifras de Felaban evidencian que aún no se ha hecho lo suficiente.

Una de las principales lecciones que han dejado las crisis financieras es que entre más temprano se actúe, mayor es la probabilidad de éxito y menor es el costo fiscal. En Colombia se actuó muy rápido y con eficacia. Es un esfuerzo que no debe perderse, concluye.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?