| 1/23/2009 12:00:00 AM

Crédito: lento pero seguro

Los banqueros estiman que este año el crédito se comportará como el año pasado. Los resultados de fin de año mostrarán crecimientos reales positivos.

A pesar de la desaceleración de la economía y del menor crecimiento esperado en 2009, alrededor de 2%, los banqueros esperan que durante este año la cartera de créditos siga creciendo a niveles de dos dígitos. Según Asobancaria, gremio de la banca, el crecimiento estimado para el crédito total a finales de 2009 será del orden de 10% real. Este nivel es ligeramente inferior al de 2008, cuando la cartera bruta del sector creció 12% real (cerca de 20% nominal). Si bien se aleja del nivel de años precedentes, en 2006 la cartera total creció 32,1%, mientras que en 2007 fue de 26,7%; son niveles bastante buenos para una economía que se está desacelerando.

Lo anterior representa que, aunque más restringido, habrá financiamiento. Una buena noticia pues significa que los banqueros están viendo aún una demanda de crédito importante, según afirma Juana Téllez, directora de estudios económicos del BBVA, quien insiste: "si logramos que el crédito siga creciendo y el canal del crédito no se rompa, la desaceleración será menos fuerte y menos duradera. Ese es el gran reto de nuestro negocio".

No obstante, todos los analistas no muestran tanto optimismo. Algunos esperan un dinamismo mucho menor, aunque positivo en términos reales. "El crecimiento real de la cartera será nulo o muy pequeño, por lo que se mantendrá en los niveles en los que cerró 2008", afirma uno de ellos, saldo que alcanzó en total $133 billones.

Menos consumo

La banca estima que la cartera que más se desacelerará este año seguirá siendo la de consumo, mientras que el crédito empresarial y el microcrédito se estabilizarán alrededor de los niveles actuales, especialmente el de las empresas con una alta dependencia de los mercados internacionales. "La principal razón detrás del crecimiento esperado es que prevemos una mayor dinámica del crédito empresarial (15,6% real) frente a la situación del crédito internacional, lo que compensará la caída real esperada de 1,7% en el componente de consumo por la desaceleración de la demanda interna", afirma Asobancaria.

Para el crédito hipotecario, el gremio espera un crecimiento de 1,4% real, una variación menor a la presentada el año anterior, cuando creció 4% real, explicada por el ciclo descendente al que entró la construcción. Otros bancos especializados en el tema esperan un crecimiento igual al de 2008, argumentando que la cartera sigue por debajo de sus promedios históricos y que los niveles de venta presentan estabilidad.

De otro lado, el microcrédito crecerá, según los banqueros, alrededor de 9% real. Esto refleja una pérdida de dinamismo de la tendencia (crecimientos reales del 30%) y evidencia que la banca tendrá que adoptar exigentes estándares de riesgo y verificación de la capacidad de pago de sus clientes. Además, por seguir siendo una porción bastante pequeña de la cartera, recuerda el reto de la banca de lograr una mayor profundidad financiera y que el crédito fluya a sectores no tradicionales.

No deja de sorprender que en un año de desaceleración nadie vea un deterioro real de la cartera. Incluso, según cálculos de Asobancaria, la calidad de la cartera pasaría de 4,2% a 5,1% al finales de 2009, un nivel manejable y debidamente aprovisionado. Esto indica que el sector financiero está preparado para hacerle frente a la difícil coyuntura y que seguirá apoyando el crecimiento del sector empresarial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?