| 11/14/2003 12:00:00 AM

Cómo financiar el comercio exterior

El sector financiero es fundamental en la inserción del país en la economía mundial. No solo por el crédito, sino por la asesoría y el servicio que presta a las empresas.

El repunte del crédito durante este año ha sido clave en la recuperación del sector financiero. Y buena parte de esta mayor demanda de crédito podría atribuírsele a la dinámica del sector exportador.

De hecho, Bancoldex, principal palanca financiera del gobierno para apoyar el desarrollo del sector de comercio exterior, desembolsará este año alrededor de $2 billones, manteniendo el nivel de desembolsos del año anterior.

La cartera comercial crece a un ritmo anual del 11% en buena parte jalonada por las empresas exportadoras. Por ejemplo, en algunos bancos como el Santander el crédito empresarial crecerá cerca del 20% este año. Y según Alfredo Fernández, vicepresidente comercial del Grupo Santander Colombia, cerca del 40% de los clientes son empresas que tienen algún componente exportador.

En los últimos años, el sector exportador ha sido uno de los más dinámicos. En un nuevo contexto comercial, ante un eventual tratado de libre comercio con Estados Unidos y otros acuerdos comerciales, tendrá aún mayor significancia.

Por esto, el sector financiero considera las empresas exportadoras como un sector estratégico para crecer. No solo ha creado productos especializados para exportadores, sino que ha renovado esquemas financieros como el leasing y la fiducia para reactivar el crédito. Además, ha tomado una actitud más activa al buscar clientes que exporten para brindarles asesoría y un servicio integral. El papel de Bancoldex también ha sido fundamental.



Bancoldex

En 2003, los desembolsos del Banco de Comercio Exterior de Colombia S.A., Bancoldex, superarán los $2 billones, lo cual representa una cifra similar a la de 2002 que había crecido 28% frente a los desembolsados durante 2001. Este fuerte repunte demuestra que la dinámica del sector exportador como demandante de crédito se mantiene.

De los desembolsos acumulados a septiembre ($1,8 billones), alrededor de una tercera parte se destinó a capital de trabajo y otro tanto para programas de reconversión industrial. Por tipo de empresa, vale resaltar que cerca del 25% de los desembolsos ($474.000 millones) fueron para mipyme, siendo las microempresas el segmento con el mayor crecimiento con alrededor de 15.000 operaciones por $79.000 millones.

Esto muestra la contribución de esta entidad para superar el atraso tecnológico del sector empresarial colombiano sobre todo en el caso de las pyme, lo cual también amplía la plataforma del sector exportador.

De hecho, desde agosto Bancoldex adoptó como política privilegiar las condiciones financieras de los créditos que apuntarán a la modernización productiva para incrementar la competitividad del país preparándolo ante un eventual tratado bilateral con Estados Unidos.

También decidió ampliar en $50.000 millones (adicionales a los dos cupos especiales por $200.000 millones) los recursos del cupo especial de crédito Atpdea, que ha sido un programa vital de promoción a las exportaciones a Estados Unidos. Durante los 10 primeros meses del programa, se han aprobado $174.000 millones, el 62% se ha destinado a la modernización de maquinaria y equipo.

Así como la aprobación del Atpdea, la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y de Erradicación de Drogas, requiere instrumentos de apoyo financiero que permitan generar un entorno apropiado para modernizar el aparato productivo y atender el nuevo mercado, también lo requeriría el TLC, comentó Gustavo Ardila Latiff, presidente de Bancoldex.

Por último, la entidad hará mayor énfasis en el crédito de postembarque (financiamiento al comprador de exportaciones colombianas) pues en un mercado global los negocios se ganan si se puede ofrecer financiamiento a quien adquiere nuestros bienes y servicios. Por su parte, las entidades financieras de primer piso atienden las necesidades de capital de trabajo, inversión en activos fijos y el fortalecimiento de las empresas vía capitalización.



El sector financiero

Muchos de los grandes jugadores del sector financiero han definido a los exportadores como un sector estratégico en el desarrollo de sus planes de negocios. Esto ha hecho que las entidades se comporten de un modo cada vez más proactivo al buscar entre sus actuales clientes aquellos con perfil exportador y expectativas de crecimiento para ofrecerles créditos pero también servicios y asesoría.

Esquemas y productos nuevos. No obstante, muchas de las empresas que podrían beneficiarse en el corto plazo de mercados externos, de los sectores textil y de confecciones, enfrentaban serias dificultades financieras. Se encontraban en Ley 550, altamente endeudadas, descalificadas y sin garantías, por lo cual no podían ser sujetos de crédito.

Por esto, desde finales del año pasado, los recursos dirigidos a fondear operaciones de fiducia y leasing han tenido un renovado dinamismo, comenta Stella Villegas de Osorio, presidente de Fiducolombia.

Con la creación de patrimonios autónomos con los derechos económicos de los contratos que tenga una empresa, por ejemplo en el marco del Atpa, las empresas volvieron a ser "target" de colocación de recursos por parte de las entidades financieras. Esto pues los patrimonios autónomos, al ser entes jurídicos independientes, no arrastran la misma calificación de riesgo de crédito de la empresa que los constituyó.

Pero este es solo un esquema. La fiducia se ha convertido es una herramienta muy útil y se han ideado diferentes esquemas para responder a las distintas necesidades de las empresas. Así, las diferentes fiduciarias tienen productos que van desde la típica fiducia de garantía hasta la completa administración de tesorería, pasando por descuentos de facturas, insumos, integración de empresas, apertura de mercados, etc. Según Andrés Castillo, de Fiducoldex, la fiducia es como un "vestido a la medida" que se estructura independientemente, de acuerdo con las necesidades de cada empresa (para mayor información sobre los diferentes esquemas, consulte www.dinero.com).

Así mismo, entidades como el Banco de Bogotá y Bancolombia lanzaron recientemente la línea de crédito ambiental con destino a las empresas exportadoras.

Asesoría. Además de líneas de crédito y esquemas, las entidades se esfuerzan por prestar una mayor información a sus clientes.

"Exportar requiere mucho conocimiento. Por esto, contamos con una estrategia muy fuerte para apoyar a las empresas en temas cambiarios, tributarios y aduaneros, entre otros", comenta un alto ejecutivo de Bancolombia. De hecho, este banco cuenta con una fuerza de venta especializada en operaciones de comercio internacional.

Además, les entrega a las pyme información en manuales e incluso ha desarrollado alianzas con terceros para brindarles capacitación en comercio exterior.

Servicio. Bancolombia ha integrado todas sus filiales para ofrecer un servicio que responda a todas las necesidades financieras de una empresa exportadora.

Y es que, además del crédito, una entidad del sector financiero se debe encargar de las cuentas de compensación y las cartas de crédito, los reintegros de exportaciones, las cobranzas en el exterior y el manejo de medios de pago, así como de la asesoría cambiaria, entre otras cosas. Esto requiere la interacción de diversos tipos de entidades, por lo cual aquellas que pertenecen a un grupo financiero ofrecen grandes ventajas.

Los bancos extranjeros, como el Santander, BBVA Ganadero y Citibank, por tener una amplia presencia mundial, facilitan trámites a los exportadores y su incursión en nuevos mercados.

"Un buen cliente en Colombia será un cliente en otro país pues buscamos no solo atenderlo local, sino globalmente", coinciden los banqueros extranjeros. "Además, como los clientes de Colombia trabajan con proveedores en otras partes del mundo, esto se convierte en una gran fuente de negocios que debemos aprovechar" comenta un alto ejecutivo del Banco Santander.

"En lo corrido del año, hemos colocado con nuestras líneas de crédito especializadas recursos por $63.000 millones, que benefician a 415 empresas exportadoras. Además, hemos canalizado 6.500 operaciones de cartas de crédito, cobranzas, remesas y reintegros por un valor superior a los US$345 millones" según un gerente del BBVA Banco Ganadero.

Por último, los bancos no solo impulsan las exportaciones, sino a empresas colombianas que están iniciando actividades en otros países. Aquí los bancos extranjeros juegan un fuerte papel al igual que los nacionales pues están abriendo más oficinas en el exterior. De hecho, Bancolombia abrirá en diciembre una nueva sede en Miami.

Así como el empresario colombiano sabe que la globalización es un compromiso permanente que exige una estrategia de mediano y largo plazo, el sector financiero también tiene claro que un eventual tratado con Estados Unidos (y demás acuerdos comerciales) transformará aún más la estructura productiva del país. Por tanto, ha adoptado una actitud más activa brindándoles a las empresas cada vez más asesoría y servicio.

Un eventual TLC les representa al sector real y a las entidades financieras grandes retos pero, sobre todo, grandes oportunidades. El mejor aprovechamiento dependerá del apoyo que se brinden pues se necesitan mutuamente para consolidarse y crecer.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?