| 2/1/1994 12:00:00 AM

Cesantías ¿cesantes?

La reglamentación del artículo 101 de la Ley de seguridad social, referente a la rentabilidad mínima, es la tabla de salvación de los fondos de cesantías.

La mayor parte de los actuales fondos de cesantías se convertirán en Administradoras de Fondos de Pensiones, AFP. Se calcula que el negocio captará $70.000 millones en el primer año, pero como el crecimiento es exponencial, se habla de captaciones de $340.000 millones para el segundo año. Para el año 2000 se calcula que el tamaño del negocio será de $2.500.000 millones. La relación activos a patrimonio técnico debe ser de 40:1.

Pablo Albir, presidente dé Cesantías Porvenir, resume la situación así: "Las cosas están negras; los saldos son todos rojos". Esto es lo que salta a la vista al revisar los estados financieros de los fondos de cesantías. La obligación de rentar el DTF más la cuota de administración es lo que ha llevado a esta situación. "No hay negocio que rinda DTF más cuatro puntos, que es lo que podemos cobrar por administración", dice Albir; "hemos respondido con nuestro patrimonio". Las cifras lo muestran: el patrimonio actual de los fondos es inferior al capital pagado.

Afortunadamente el problema se soluciona con el artículo 101 de la ley de seguridad social, donde dice que "...la rentabilidad mínima será determinada por el gobierno nacional, teniendo en cuenta rendimientos de papeles... que sean comparables. ... Se deberá buscar que la rentabilidad mínima del portafolio no sea inferior a la tasa de mercado... además deberá promover una ...amplia distribución de los portafolios en papeles e inversiones de largo plazo y equilibrar los sistemas remuneratorios de pensiones y cesantías". Esta última palabra le da vía al gobierno para que reglamente nuevamente la tasa de rendimiento mínimo de los fondos de cesantías, de manera que no tengan que continuar respondiendo con su patrimonio.

Por otra parte, muy probablemente se reemplazará el período de reporte de los rendimientos de los fondos, que actualmente es semestral, por un sistema de carryover de tres años. "Así los fondos podrán invertir a largo plazo", dice Javier Fernández, director de Anif; "con el actual sistema de reporte los coge un bajonazo de las acciones un día antes del reporte y el rendimiento se desbarata". "Las cesantías probaron ser plata de bolsillo", continúa Fernández. "El costo de administración de pensiones será más bajo porque no habrá retiros continuos. Se podrá invertir a largo plazo". Finalmente hay que tener en cuenta que las AFP no ganan más dinero si el fondo rinde más. El fondo es un patrimonio autónomo. La AFP se beneficia únicamente si llegan más clientes atraídos por el rendimiento. "No hay que torear riesgos innecesarios", concluye Fernández.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?