Cerramos en negro

| 3/8/2002 12:00:00 AM

Cerramos en negro

Después de tres años de pérdidas, las utilidades retornaron al sector financiero. Pero aún falta un buen trecho antes de poder hablar de normalidad.

Los resultados

del sistema financiero a diciembre del año 2001 muestran que el país ha superado un punto crítico en su salida de la crisis financiera. Este es el panorama:



Lo bueno

El sistema está dando utilidades. Aunque son pequeñas, esto es trascendental, después de haber perdido más de $4 billones en 1999.

La calidad de la cartera ha mejorado.

La solvencia se ha recuperado. Dos terceras partes de las entidades tienen niveles de solvencia superiores a 12% (el mínimo exigido es 9%).

Los bancos "fogafinizados" dieron utilidades.



Lo malo

Los gastos administrativos siguen siendo muy altos como proporción de los ingresos. Este es uno de los principales limitantes de la baja de las tasas de interés.

Los bancos hipotecarios aún presentan una situación frágil. Sus desembolsos han comenzado a crecer, pero la cartera mala es muy elevada.



Lo incierto

No habrá normalidad mientras el crecimiento de la cartera siga postrado. Si la economía no vuelve a crecer, los logros están amenazados.

El escaso crecimiento de la cartera se concentra en pocos bancos. Si se profundiza una brecha en el desempeño, podría ocurrir una nueva oleada de fusiones.

Las nuevas normas sobre manejo de riesgos obligarán a las entidades a realizar inversiones sustanciales y a adoptar nuevas estrategias. Su comportamiento deberá cambiar frente al pasado.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.