| 8/1/1993 12:00:00 AM

Capearon la tempestad

Información financiera y operacional completa sobre las 31 aseguradoras generales que operan en el país. Ranking de desempeño, desglose de la operación de seguros y agregados financieros.

El negocio de las aseguradoras es sui generis: es completamente normal que la operación de seguros arroje pérdidas. Las utilidades se generan en el manejo financiero. Como las primas se pagan en forma anticipada, el negocio consiste en saber manejar la liquidez. Otra característica del negocio es que las aseguradoras actúan muchas veces como simples intermediarios. Gran parte de los seguros que se aceptan se reaseguran con otras compañías, con el fin de diluir el riesgo. El manejo del reaseguro es fundamental en la operación. Un siniestro como la huelga de Telecom o las barcazas, significa pérdidas millonarias en dólares para una compañía, si no se reasegura.

DINERO presenta por primera vez una clasificación de las aseguradoras generales. Esta se hizo con base en dos tipos de indicadores: los financieros tradicionales y un grupo de indicadores relativos a la operación de seguros. La clasificación general resulta de sumar el puesto que ocupa cada una de las empresas dentro de cada indicador. A menor suma, mejor es el posicionamiento. A continuación presentamos un cuadro con los principales agregados de los estados financieros de las compañías, clasificados por tamaño. Finalmente presentamos el desglose de los estados de pérdidas y ganancias en la parte relativa a la actividad aseguradora, para ilustrar como es la operación de seguros: el principal ingresos son las primas recibidas directamente y en reaseguro y el principal egreso es los siniestros incurridos. Pagando los gastos de operación, generalmente las aseguradoras arrojan pérdida técnica. El negocio se recupera con la operación financiera. Las compañías de seguros están culminando una etapa de ajuste, después de la liberación de tarifas que se dio en 1991 y que ocasionó una guerra que dejó varios muertos en el camino, habilitó fusiones y facilitó algunas compras. El sector está prácticamente reorganizado después de la tempestad. La rentabilidad del activo de la industria total es de 3% y la rentabilidad sobre los ingresos es de 3.7%. El nivel relativamente bajo de estos dos indicadores se atribuye en parte a una norma de la Superbancaria que obliga a provisionar las primas pendientes por recaudar con mas de 60 días de emitidas. La rentabilidad de las inversiones es de 24%, lo que ayuda a que la rentabilidad total no sea menor todavía. El nivel de endeudamiento general es bajo, del 47% y la rotación de cartera de 88 días es buena para los estándares colombianos. Después de la baja inicial de tarifas que se dio con la liberación, las compañías parecen haber encontrado, en su mayoría, un equilibrio, que se refleja en todos los indicadores financieros y de seguros, con excepción de la rentabilidad que sigue siendo algo baja, tal vez debido al factor mencionado anteriormente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?