| 1/1/1995 12:00:00 AM

Bolsa para todos

DINERO presenta un ranking de corredores de bolsa.

El 94 fue un año de consolidación para los corredores de bolsa. En 1993 se sufrió un proceso de ajuste debido a la liberación de comisiones. "1993 fue un año muy complicado", dice Santiago Cárdenas, vicepresidente de la Bolsa de Medellín; "en 1994 se recuperaron los volúmenes y los ingresos. De 40 firmas que arrojaron pérdidas en 1993, prácticamente todas se recuperaron en 1994", añade Cárdenas.

La Bolsa de Occidente fue la primera en liberar comisiones. "Para captar mercado nuestra estrategia fue liberar las comisiones", dice Julián Domínguez, su presidente. El efecto fue inmediato. Los corredores de bolsa de todo el país, que tenían cartelizadas sus tarifas en las Bolsas de Bogotá y Medellín, canalizaron las operaciones de los clientes grandes a través de la Bolsa de Occidente para ofrecer mejores precios. "El resultado fue un rápido crecimiento de las operaciones en Cali", añade Domínguez.

La pérdida de competitividad de las Bolsas de Bogotá y Medellín llevó a que en 1992 se liberaran las comisiones en las tres bolsas. Cada corredor podía cobrar lo que deseara. En 1993 disminuyeron dramáticamente los ingresos de los corredores de bolsa, aunque el volumen de operaciones aumentó. Pero 1994 ha sido, definitivamente, el año de la consolidación. Hasta octubre, las operaciones en las tres bolsas habían aumentado un 79%. En la Bolsa de Bogotá el incremento ha sido del 107% y en Medellín del 83%. La participación de la Bolsa de Bogotá en el total de operaciones creció 10 puntos, al pasar del 63% del total al 73%. Medellín se mantuvo en el 15%, mientras que la Bolsa de Occidente perdió los 10 puntos de participación que ganó Bogotá. En Cali el volumen de operaciones había disminuido un 2%, respecto a octubre del año pasado.

"Es natural", dice Domínguez; "Occidente creció mucho más que Bogotá y Medellín mientras fue la única bolsa con comisiones libres", explica Domínguez. "Algunas firmas están replanteando su papel, continúa Domínguez; "de 19 firmas inscritas en la bolsa, hay 15 operando. Es natural que se dé un proceso de ajuste".

Mientras tanto, los comisionistas siguen buscando su camino. "El papel del corredor es innovar. Operaciones de renta fija las puede hacer cualquier intermediario financiero. El corredor de bolsa tiene que desarrollar nuevos instrumentos", comenta Santiago Cárdenas. Carlos Caballero, presidente de la Bolsa de Bogotá, añade: "Las acciones siguen siendo un campo reservado a los corredores de bolsa. Aunque ahora se haya presentado una baja en el mercado, es allí donde el mercado tiene que desarrollarse". El volumen negociado en. acciones pasó de ser el 6% del total en 1993 a 10% a octubre de este año. "Aun así, hay todavía mucho camino por recorrer", dice Caballero. "Los fondos extranjeros, que invierten exclusivamente en acciones, tienen aprobado un cupo de US$2.600 millones. Hasta ahora sólo han invertido US$600 millones". "Los extranjeros saben que pueden comprar en el mercado colombiano más barato que ahora", continúa Caballero. "La relación ganancia/precio de las acciones está excesivamente alta todavía. El mercado tiene que ajustarse más para que veamos nuevamente un repunte del mercado accionario".

"Lo que más ahuyenta a los inversionistas extranjeros es el cambio en las prioridades del gobierno",dice Cárdenas. "Con el nuevo gobierno se han creado una serie de expectativas de cambio. Los inversionistas extranjeros están a la espera". "Se han dado señales equívocas al mercado", dice Caballero; "prohibir la inversión extranjera en finca raíz no tiene mayores efectos, pero envía una peligrosa señal de alerta a la inversión extranjera".

Mientras se despejan las .dudas, . los corredores continúan en la lucha. Con el alza de las tasas de interés se están dando reestructuraciones en los portafolios, en los que los corredores de bolsa tienen una activa participación. "Entre marzo y mayo de este año el negocio fue plano", dice Ricardo Arango, fundador y presidente de Ultrabursátiles; "las condiciones eran muy estables. Con el incremento en las tasas de interés los corredores de bolsa pudimos aportar valor agregado a las operaciones, ideando mecanismos novedosos para transformar rentabilidades", continúa Arango. "Ahora somos una pieza fundamental en operaciones como carruseles y swaps. El corredor puede cobrar ahora de acuerdo con el valor agregado que le aporta a la operación. Ya no somos unos simples intermediarios. Cada corredortiene ahora que llevar un swap en su mente", añade Arango.

"Todo está inventado", dice Carlos Escobar, socio de Corredores Asociados y presidente del Consejo de la Bolsa de Bogotá; "lo único que hay que hacer es traerlo y platanizarlo". "Tenemos que modernizar nuestro sistema de transacciones, mejorar el SET (Sistema Electrónico de Transacciones), integramos con las otras bolsas y poner a funcionar el Depósito Centralizado de Valores, DeceaP, concluye Escobar. Según Caballero "el Deceval no ha comenzado a funcionar porque aquí se hacen las cosas a pedacitos. El Deceval requiere una inversión fuerte en sistemas. Estamos trabajando en ello". La puesta en marcha del Deceval es fundamental para la agilización de las operaciones de bolsa.

Para Julián Domínguez, hay tres "campos donde deben concentrarse los corredores de bolsa en el futuro: "Titularizaciones, futuros y tratar que quienes manejan ahorro público realicen sus operaciones en forma pública, es decir en el mercado de valores". Esto último le parece difícil a Caballero: "En México, que es un mercado modelo para el nuestro, el sistema financiero tiene su sistema electrónico de transacciones y la bolsa tiene otro sistema. En todo el mundo el sector financiero opera independientemente. Hacia donde debemos ir es hacia la modernización de nuestro sistema de transacciones y hacia una mayor oferta de servicios", añade Caballero.

"Los corredores de bolsa tienen que especializarse", continúa Caballero; "no se puede pretender hacer de todo". En México, por ejemplo, no hay más de 15 firmas comisionistas de bolsa. "El puesto vale hoy en día $800 millones más $500 millones de capital de trabajo", dice un corredor. "El que no le saque por lo menos el 30% anual al capital no está haciendo nada. Más le vale vender y poner la plata a interés. Lo que pasa es que en Colombia el puesto de bolsa es como un lote de engorde. Nadie lo vende", añade.

"Estamos diseñando nuevos productos para poder competir", comenta Camilo Álbán, socio de Corredor y Albán. "Hace tres semanas creamos un fondo de valores, en el cual no se puede retirar el capital antes de un año. Si la persona quiere liquidez puede vender su participación en el fondo en la misma bolsa. De esta manera aseguramos un capital estable que permite invertir a largo plazo y obtener mayores rentabilidades", explica Albán. "Es el momento de comprar acciones", continúa Albán. "Los precios están muy bajos. Aunque puede darse todavía una corrección ahora hay que esperar que suban".

Para el nuevo superintendente de Valores, Andrés Uribe, las bolsas deben autorregularse. "Estamos de acuerdo con ese punto de vista", dice Caballero; "si no nos autorregulamos, las autoridades nos regulan las operaciones novedosas. Al regularlas, las operaciones dejan de hacerse en bolsa. Se continúan realizando pero por fuera de la órbita de vigilancia de la Superintendencia de Valores. Las operaciones tienen que ser seguras", añade Caballero.

El negocio de bolsa es como una pirámide", concluye Caballero. "Las operaciones más sofisticadas, como banca de inversión, están en el extremo de arriba. La mitad de la pirámide, donde están casi todos los corredores, está constituido por operaciones de tesorería de las grandes empresas. La base deben ser los fondos de valores, que se están desarrollamdo en el país. Las AFP serán un importante factor de incentivo al crecimiento de la base de la pirámide. En estos momentos los fondos de valores manejan $10.000 millones en acciones. Esa es una cifra muy importante para Colombia".

De hecho, la capitalización bursátil pasó de 17% del PIB en 1993 a 29% a octubre de este año. Este indicador ya es mayor que el registrado en Argentina, Perú, Venezuela y Brasil en 1993. De otra parte, la bolsa ofrece grandes oportunidades. Han entrado firmas nuevas de corretaje, que rápidamente han escalado posiciones, como Eurovalores, que con menos de dos años ya es la sexta firma en comisiones. "Hemos tratado de ser profesionales en todo", explica Andrés Espinosa", su presidente. "Hemos aprovechado las oportunidades del mercado y trabajamos con personal altamente especializado".

La apertura llegó también al mercado de capitales y lo dinamizó. Es de esperarse que el actual gobierno no revierta esta tendencia con medidas de corte populista, corno los controles a la inversión extranjera.



DINERO presenta a continuación un ranking (le corredores de bolsa en las tres plazas del país, según volúmenes transados, comisiones recibidas y márgenes de intermediación. Este último indicador es el resultado de dividir comisiones sobre operaciones. Mientras más alto es el indicador, más altas son las comisiones que cobra el corredor.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?