| 3/16/1998 12:00:00 AM

Banca veloz

Hoy en día por teléfono, fax o módem, usted puede hacer cualquier transacción con su banco. Dentro de poco, lo hará con la entidad que quiera.

Cenit, Cedec y Sen no son dioses de la cultura oriental que lo van a ayudar a tomar la vida con más tranquilidad, pero sí harán productivo el tiempo que usted pierde en un banco al realizar una operación financiera.



El Banco de la República da los últimos toques a tres nuevos sistemas que eliminarán trámites y tiempo en las transacciones bancarias y de compra de títulos de deuda pública. Los dos primeros -Cenit y Cedec- están diseñados para agilizar las transacciones de menor cuantía, pues las operaciones grandes se seguirán ejecutando mediante el Servicio Electrónico del Banco de la República (Sebra), que mueve más de $2.000 millones diarios.



El tercero ­Sen­ permite la negociación de títulos de deuda pública en el mercado interbancario.



Las personas naturales y jurídicas, por medio de la Compensación Electrónica Nacional Interbancaria, Cenit, y de la Compensación Electrónica de Cheques, Cedec, lograrán integrar a todos los intermediarios financieros para trasladar y recibir fondos y efectuar todo tipo de pagos sin tener que ir a la sede bancaria.



Por su parte, los corredores de bolsa, bancos y compañías de financiamiento comercial podrán cruzar en línea y en tiempo real la compra y venta de bonos de deuda pública, es decir, la entrega del título contra el pago del mismo.



El sistema Cenit será quizás el que mayor impacto tendrá entre los usuarios comunes pues logrará que cualquier cliente traslade su dinero entre las diferentes entidades con sólo hacer una llamada, enviar un fax, una carta o por internet.



Así, si tiene su cuenta corriente en el Banco Santander y debe pagar la cuota del crédito hipotecario en Conavi, le bastará con levantar el teléfono y ordenar el traslado de fondos del banco a la corporación. En cuatro horas se hará efectivo el pago sin necesidad de hacer cola en las sedes bancarias.



Hoy en día opera un sistema muy similar nacido de un convenio entre los diferentes administradores de cajeros automáticos que se conoce como ACH Colombia. Pero en el futuro, éste se conectará con los sistemas del Banco Central para efectuar la liquidación de las operaciones.



Más eficiencia



Según el Banco de la República, el Cenit ayudará a utilizar mejor las redes internas de las instituciones financieras y aumentará la capacidad de servicio al cliente.



También conducirá a una menor utilización de cheques pues los 800.000 que se giran en promedio a diario en todo el país obstaculizan muchos procesos.



Con el Cenit se podrá pagar la nómina de los empleados que tengan cuentas en entidades diferentes y se evitará la multiplicidad de cuentas para una sola persona cuando cambia de trabajo.



Además, disminuirán los riesgos en operaciones que requieran el traslado de grandes sumas de dinero. Y se podrían eliminar las colas que se forman los días de quincena y en las temporadas de pago de impuestos y servicios públicos.



Precisamente, el pago de servicios públicos es uno de los primeros usos que el Banco de la República se propone brindar con la integración de las empresas prestadoras. La entidad de servicio público ­energía, agua y teléfono­ podrá cargar la tarifa a la cuenta de la persona que así lo solicite. Al final del mes le llegaría al usuario un extracto con el registro del pago correspondiente.



El costo de cada transacción no deberá superar el valor de un cheque, que en promedio es de $1.200. A cambio, tendrá tiempo, seguridad y tranquilidad.



El Banrepública ha calculado que hacia el 2001 en el país se realizarán cerca de 30 millones de operaciones electrónicas por año. Aunque no será obligatoria la afiliación de las entidades al Cenit, lo más seguro es que la competencia que se ha desatado en el segmento de banca personal hará que todas ingresen al sistema para no quedarse atrás en la prestación de estos servicios.



Cheques rápidos



La segunda innovación será la Compensación Electrónica de Cheques -Cedec- que logrará la integración de los canjes de todo el país para agilizar la disponibilidad de los fondos y eliminar dispendiosos procesos.



En la actualidad, el canje de un cheque se demora en promedio dos días en los bancos y tres en las corporaciones de ahorro y vivienda, siempre y cuando sea girado contra una cuenta de una misma plaza. Para cheques de otras ciudades, el canje puede tardar hasta siete días.



Con el Cedec, todo el proceso se hará en 24 horas. El Banco de la República recibirá la información grabada de los cheques recibidos por una entidad y elaborará un archivo con el número del cheque, el número de la cuenta, el código del banco, la ciudad y el valor del mismo.



Ese archivo se enviará al banco que debe pagar. Como el soporte físico no se envía, tampoco será necesario volver a verificar cada dato, tal y como se hace actualmente tanto en el banco que recibe el cheque como en el que debe pagar.



El importe del cheque se acreditará en la cuenta corriente que tenga la institución financiera en el Banrepública con cargo a la entidad pagadora, sin que se requiera la presentación física e inmediata del cheque.



Por medio del Cedec, se podrán manejar cerca de 640.000 cheques diarios y se integrarán progresivamente las diferentes ciudades.



Para títulos



El Sistema Electrónico de Negociación de Deuda Pública, Sen, entrará en operación a finales de este mes. Tanto el Cenit como el Cedec sólo se implementarán al final del año.



En el Sen se ofertarán y demandarán todos los títulos de deuda del Gobierno, repos y crédito interbancario. En él sólo tendrán cabida las entidades financieras y los comisionistas de bolsa que tengan registro en el Depósito Central de Valores, DCV, de los títulos emitidos o administrados por el Banco de la República.



Cuando se cierre una operación se le informará al Emisor. De esa manera, el Banco registrará el cambio del titular de los papeles inscritos en el DCV y, al mismo tiempo, hará el traslado de los fondos con los cuales se pagan esos papeles en la cuenta corriente que cada banco tiene en el Banrepública.



Ese mecanismo minimiza el riesgo de conceder crédito pues garantiza la entrega de los títulos y el pago de su valor porque se considera un pago contra entrega. De tal forma, si no hay fondos o títulos la transacción no se efectuará.



Para el Banco de la República, el Sen desarrolla el sistema de mercado sobre mostrador y garantiza la objetividad del mercado porque los oferentes y demandantes son anónimos. Por tanto, permitirá que las entidades bancarias con necesidades de liquidez encuentren una formación de precios transparente, sin los sesgos de la especulación subjetiva por parte de los compradores.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?