Banca "encartada"

| 9/1/2000 12:00:00 AM

Banca "encartada"

Los bienes en dación de pago siguen siendo uno de los peores dolores de cabeza del sistema financiero. ¿Se ve una solución a corto plazo?

Uno de los principales problemas de la actual crisis financiera se refiere a la cantidad de bienes en dación de pago que recibieron las entidades por todos los préstamos que los usuarios no pudieron pagar. El problema alcanzó niveles preocupantes. El valor de los bienes recibidos pasó de $450.000 millones a $1,6 billones en los últimos tres años, un aumento del 300%. Hoy esos bienes representan el 25% de patrimonio del sistema financiero.

Esta situación es el producto de la crisis que ha atravesado la economía en los últimos tres años y de que el modelo de evaluación de créditos en Colombia siempre estuvo basado en las garantías y no en los flujos de caja del deudor. Es decir, los bancos valoraban más el activo que respaldaba el crédito que la capacidad de pago de los deudores basada en la viabilidad del negocio o en la estabilidad laboral de los deudores.



Lo cierto es que hoy uno de los negocios más importantes de los bancos y del sistema hipotecario es vender activos para recuperar parte de los recursos que los usuarios no pudieron pagar. Una sola entidad hipotecaria de las más grandes ha realizado operaciones de venta de inmuebles por $36.000 millones en los primeros 8 meses de este año.



El problema más complejo se presenta en el sistema hipotecario. La cantidad de bienes recibidos se encuentra en niveles casi insostenibles. En el caso de las corporaciones de ahorro y vivienda, equivalen al 60% del patrimonio. A pesar de que las entidades están logrando salir de los bienes, el mercado de la vivienda aún no ofrece perspectivas de recuperación, lo cual resulta clave para que todo el stock acumulado en dación de pago se venda. Por la inseguridad jurídica alrededor de la ley de vivienda y la falta de confianza en la economía, las perspectivas de que la inversión vuelva a la finca raíz son aún muy débiles.



Por el lado de los bancos se ven algunos signos de mejoría: los bienes en dación disminuyeron en 5% como porcentaje del patrimonio. Sin embargo, hoy estos alcanzan a ser del 20%.



La solución en gran medida depende de la habilidad que tengan las entidades financieras para vender esos activos y del rumbo que tome el tema de financiación de vivienda. Y hay otro agravante: el stock de bienes en poder del sistema financiero hace que todavía sea posible suplir la demanda de vivienda. En otras palabras, la reactivación de la construcción de vivienda nueva no se ve en el corto plazo.



El problema



Los activos improductivos representan uno de los problemas más complejos del sistema financiero.



De esos activos, los bienes en dación de pago ya representan el 25% del patrimonio del sistema.



La evolución



En los bancos se estabilizó la tendencia de aumento en la cantidad y el valor de los bienes entregados en dación de pago.



Pero en el sistema hipotecario el problema sigue vigente. Los bienes en dación ya representan el 60% del patrimonio de las CAV.



La solución



Se necesita recuperar la confianza y que la construcción se reactive para que las entidades financieras puedan salir de los activos que pesan como un lastre en sus balances.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.