| 2/18/2005 12:00:00 AM

Acciones y fondos

Los fondos de pensiones seguirán comprando acciones, pero con menos dinamismo.

Los analistas coinciden en que este será otro buen año para el mercado accionario. Y también afirman que los fondos de pensiones, que fueron uno de los animadores de este mercado en 2004, seguirán invirtiendo en acciones, aunque podrían frenar su ímpetu por el escaso volumen del mercado y la aparición de nuevas emisiones.

Según Luis Fernando Alarcón, presidente de Asofondos, gremio de las administradoras de fondos de pensiones y cesantías, la inversión de los fondos obligatorios prácticamente se duplicó al pasar de $756.000 millones en 2003 a cerca de $1,59 billones al finalizar 2004. Esto significa que la participación de las acciones dentro del portafolio de los fondos obligatorios pasó de 3,72% a 6,28% en el período considerado. En diciembre de 2002, esta participación fue de 2,65%. Este crecimiento se explica en su mayor parte porque las acciones que tenían dentro de sus portafolios hoy valen mucho más, pero también por nuevas compras.

De hecho, los fondos de pensiones fueron el mayor comprador neto de acciones. El año anterior compraron alrededor de $807.000 millones y vendieron $522.000 millones. Esto representa el 19,51% de las compras y el 12,6% de las ventas del mercado de acciones durante 2004 y unas compras netas por alrededor de $285.000 millones (ver gráfica).

Aunque no fueron los que más movieron el mercado accionario, pues las personas naturales compraron alrededor de $1,5 billones y vendieron algo muy similar (no fueron ni compradores ni vendedores netos), sí tuvieron gran importancia para este mercado. Según varios comisionistas consultados, la mayoría de las personas naturales tiene acciones en sus portafolios hoy.

"Nuestro interés no es entrar y salir, pues no somos especuladores y por esto hemos comprado y lo seguiremos haciendo", dice Antonio García Bilbao, presidente de Horizonte.

Por esto, se espera que el papel de los fondos siga siendo fundamental, pues su crecimiento ha sido exponencial. El portafolio de los fondos obligatorios alcanzó a noviembre de 2004 los $25,4 billones, más del doble que hace tres años. En 2003, el portafolio fue de $20,3 billones y $15,7 billones en 2002. Con este ritmo de crecimiento, el portafolio de los fondos podría crecer este año cerca de $4,6 billones. Para mantener la participación de las acciones dentro de su portafolio conjunto tendrían que comprar alrededor de $287.000 millones (suponiendo que el mercado no se valoriza más que el promedio de los activos del portafolio). Si una rueda accionaria tuvo en promedio durante 2004 un volumen de $15.000 millones, los fondos mantendrían el mercado por un mes ellos solos. Esto demuestra su importancia para este mercado.



¿Y 2005?

Con este crecimiento en la exposición de acciones, los fondos de pensiones tienen que manejar mejor su riesgo pues las acciones son la opción de inversión más volátil. Por esto, algunos analistas han advertido que estos no seguirán comprando al mismo ritmo en un mercado tan pequeño, con escasa liquidez y con los precios de las acciones en máximos históricos.

Si bien los fondos tienen estrategias diferentes -los agresivos, los que compran replicando el IGBC, los que compran lo de la competencia, los que siempre le ganan al IGBC-, muchos analistas estiman que este año serán más cautos y selectivos frente al mercado accionario, es decir, menos agresivos.

Este es el caso de Skandia. "No creemos que el mercado accionario tenga incrementos tan significativos como los dos años anteriores y su valorización estará alrededor de 12% en promedio durante el año", afirma Mónica Forero, directora del centro estratégico de inversiones de Skandia Pensiones y Cesantías. "En pensiones obligatorias, seremos neutrales para el mercado colombiano manteniendo la posición actual (4,64%). Y seremos bastante cautelosos comprando en sectores específicos acciones que estén subvaloradas", agrega. Por el contrario, están más optimistas frente a la renta variable en Estados Unidos que estiman podría crecer 8% y, por tanto, seguirán aumentando la participación por medio de fondos mutuos.

En pensiones voluntarias, depende del perfil de riesgo del afiliado. Para un perfil conservador, aconsejan hasta un 30% en acciones (60% en Estados Unidos, 30% en Europa y 10% en Asia) y para un perfil agresivo desde 70% (50% en Estados Unidos, 25% en Europa y 25% en Asia).

Otros fondos estiman que seguirán muy activos. "Este año, el mercado accionario puede darnos unas utilidades interesantes. Seguramente, no a los niveles del año anterior pero mientras veamos un mercado líquido, seguiremos comprando", afirma Ana María Fajardo, vicepresidente de Inversiones de Colfondos.

Por su parte, Protección, el fondo más activo en este mercado pues tiene prácticamente el doble de participación que el promedio de los fondos, seguirá participando en el mercado accionario porque es una estrategia de largo plazo con horizontes de más de 5 años, afirma Juan Carlos Jaramillo, jefe del departamento de inversiones de Protección.

A su vez, Porvenir considera que el problema de los fondos no es que tengan más o menos acciones, sino que no tienen qué comprar y no hay oferta. "Es probable que tengamos que invertir en acciones afuera, donde los mercados son más líquidos y hay una amplia oferta", afirma Felipe Gómez, gerente de investigaciones económicas de la vicepresidencia de inversiones de Porvenir.

Sin importar qué planean, todos están de acuerdo en que para poder seguir creciendo la participación en acciones, se necesita que más compañías salgan a bolsa.

"Si vamos a invertir solo en las mismas 20 a 25 empresas, en algún momento seremos dueños de todas las empresas. No podemos comprar todo el mercado", afirma Antonio García, de Horizonte.

"Nos preocupa el número de empresas que pueden retirarse del mercado por las adquisiciones u otro tipo de operaciones. Nos interesaría ver más empresas en el mercado. Preferiblemente empresas con trayectoria", agrega Fajardo, de Colfondos. Y están dadas las condiciones, pues hay recursos de largo plazo para que nuevas empresas entren al mercado.



Qué falta

El mercado de acciones es una gran alternativa para financiarse, dados los múltiplos que hay en la actualidad. Y sería una opción para blindarse de subidas de tasas de interés, dice Felipe Gómez, de Porvenir.

No obstante, los directivos de los fondos insisten en que hay que educar a los emisores potenciales para que se animen a financiarse en el mercado de valores, pues hay un alto desconocimiento de sus ventajas y un gran temor de las compañías a revelar información al mercado. Aún falta trabajar en la transparencia de la información y en la adopción de normas de protección a los accionistas minoritarios.

Para la Supervalores, si bien es cierto que hay problemas en la mentalidad de los empresarios en cuanto a la revelación de información y el gobierno corporativo, también lo es que los fondos han vendido la percepción de que solo les interesan las grandes emisiones con excelentes calificaciones. Esto se da por un tema regulatorio, pero también por comodidad de los administradores, pues invertir en acciones requiere mayor análisis e investigación que comprar papeles del gobierno, afirma Clemente del Valle, superintendente de Valores. Por tanto, el gobierno prepara un programa que busca solucionar el problema de un modo integral al atacar los problemas tanto en la oferta como en la demanda, anunció el Superintendente.

En la medida en que la renta variable es importante para mejorar la rentabilidad de largo plazo de los fondos, se requieren cambios regulatorios, afirma Luis Fernando Alarcón, presidente de Asofondos, quien recordó que se requerirá en un futuro próximo acomodar la estructura de los portafolios (y su riesgo) a las características de edad de los afiliados. Esto es, la adopción de un esquema de multifondos. Un joven puede asumir un mayor riesgo y, por tanto, desear una mayor participación en renta variable, a diferencia de un adulto mayor que busca un portafolio más conservador.

El ahorro de los fondos es vital para el mercado de capitales y para Colombia. En los países desarrollados, la participación de los fondos de pensiones en el mercado accionario alcanza un 40%. Incluso en Perú esta participación llega a 35% y en Chile es del 10%. El reto del país es crear alternativas de inversión a los fondos de pensiones para evitar que sigan financiando el exagerado gasto del gobierno o se vayan a financiar el desarrollo de otros países.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?