| 4/30/2004 12:00:00 AM

Universidad E innovación

El caso de la Universidad del Norte en el proceso de innovación tecnológica empresarial.

Universidad E innovación
Hasta la década del 60 se consideraba que los ritmos del crecimiento económico y el progreso técnico eran independientes, es decir, la tecnología evolucionaba por un lado y la economía hacía uso de esos avances de manera mecánica. Hoy esta concepción ha perdido vigencia y la ciencia y la tecnología se consideran un factor de producción capaz de incidir en la productividad y la competitividad de las empresas y en el crecimiento económico de las regiones.

El nuevo escenario reconoce que las empresas convierten el conocimiento en su principal fuerza mediante la innovación, de tal forma que su capacidad para innovar es la clave para mantener y mejorar su posición en el mercado. Por esta razón, en 1985 la Universidad del Norte trazó su visión estratégica para consolidar una estructura centrada en la investigación. Con proyectos para la innovación tecnológica de productos, procesos y servicios en las empresas del entorno local, regional y nacional, a partir de alianzas estratégicas mediante contratos de investigación o con la promoción de las distintas formas de fomento a la innovación.

¿Pero dentro de qué contexto puede la universidad contribuir al fortalecimiento de la innovación?

De acuerdo con la experiencia de la Universidad del Norte en el desarrollo de proyectos de innovación tecnológica con las empresas, es claro que por la globalización y los inminentes acuerdos de libre comercio los empresarios colombianos tienen que decidirse por la innovación para competir en los mercados nacionales e internacionales. Estableciendo nexos entre academia, investigación y desarrollo tecnológico, para realizar alianzas que faciliten la puesta en marcha de iniciativas que les permitan ser más productivas y competitivas.

Uninorte ha logrado, mediante alianzas con el sector privado, orientar la capacidad investigativa hacia la innovación, transferir tecnología y suplir las necesidades tecnológicas que tiene la empresa según su entorno. Se emprenden proyectos conjuntos que requieren actividades de Investigación y Desarrollo (I&D) para mejorar u optimizar procesos productivos e introducir nuevos productos.

Mediante altos niveles de formación con programas de maestrías, especializaciones y doctorados, las universidades fomentan la relación con la empresa, logrando altos niveles de competitividad y productividad para el sector real.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.