| 9/12/2008 12:00:00 AM

¿Summa o resta?

¿Summa o resta?


 Las opiniones están divididas. Hay quienes piensan que la  Alianza Summa (Aces, SAM y Avianca) fue un fracaso, pues se pensó que le daría oxígeno operativo y financiero a la primera para seguir volando, cuando en realidad, después de destapar sus vacíos en los estados financieros y sus crecientes deudas y pérdidas en dólares, Aces terminó liquidada y Avianca, acogiéndose a la Ley de Quiebra de los Estados Unidos.

 

Sin embargo, Juan Emilio Posada, quien lideró el proyecto, sostiene que la Alianza Summa fue solo un paso de un proyecto de rescate y salvamento de un grupo aéreo (unos fideicomisos establecidos por Valores Bavaria y Fedecafé, con cerca de un 50% cada uno). Explica que los  accionistas quisieron fusionar las empresas para salvarlas en una sola, pero que, ante el rechazo de la autoridad competente, se acudió a la figura de una alianza para simular lo más parecido a una fusión, que a su juicio era lo más lógico para enfrentar la crisis por la que atravesaba la aviación mundial en ese momento, después del los atentados del 11 de septiembre de  2001. “Con éxito, como hoy se evidencia, se logró rescatar y convertir el grupo de aerolíneas en una sola, ágil y eficiente, bajo una de las tres marcas”. 

 

Luego de esta experiencia, a Posada le quedaron claras varias lecciones: que las empresas no pueden acumular lastre con los años y que siempre deben empeñarse en mantenerse tan ágiles, eficientes, productivas y livianas de costos como cuando eran jóvenes. “Un proceso exitoso del Capítulo 11, como el de Avianca, salva la empresa, pero su control accionario pasa a manos de quien reinvierta en ella”, advierte.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.