| 7/26/2002 12:00:00 AM

Su carro como inversión

Su carro como inversión
Comprar un vehículo puede ser el resultado de varios años de trabajo. Habitualmente representa un importante porcentaje del patrimonio. Sin embargo, la decisión de comprar un automóvil normalmente se toma sin mayor detenimiento. Elementos como la disponibilidad de colores, los adicionales que se incluyen en el momento de la compra o la recomendación de algún amigo "gomoso" son razón suficiente para decidirse entre modelos de precio similar.



Pero como en cualquier otra inversión, hay que tener en cuenta varios factores antes de tomar la decisión. La liquidez de su inversión se puede medir por el comportamiento histórico de la marca en el mercado del usado. Con algunos vehículos, necesitará sacrificar mucho el precio si tiene una necesidad urgente de liquidez. El costo de tener el vehículo también es importante. Los seguros y los impuestos varían sustancialmente de una marca a otra, aun con precios de compra similares.



Otro costo significativo es el del consumo de combustible y de repuestos. Preguntas como ¿qué tipo de combustible utilizará y en qué cantidad?, ¿qué tan costosos son los repuestos de la marca?, ¿cuál es su disponibilidad y qué tan frecuentemente los consumirá? pueden evitar un dolor de cabeza si se responden antes --no después-- de hacer la inversión.



Por último, está la seguridad de la inversión. Hay que fijarse en el respaldo de la marca (garantía y servicio de posventa), en qué tan apetecida es en el mercado negro (vehículos robados y repuestos) y, sobre todo, qué tan seguro es en caso de accidente. Después de todo, lo que más vale de cualquier vehículo es el dueño.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.