| 9/12/2008 12:00:00 AM

Segarq. Un negocio bien blindado

De la experiencia de su empleo anterior, nació su propia empresa.

Segarq. Un negocio bien blindado


 Luego de estar vinculado por 12 años con una empresa caldense de seguridad arquitectónica, Jaime Calle Robledo se enfrentó al cierre de la compañía. Y tomó una decisión coyuntural en su vida: crear su propia empresa, Segarq. 

A pesar que tenía propuestas para emplearse, prefirió abrazar la aventura de crear su propio negocio de seguridad arquitectónica, pues consideraba importante poner en práctica la experiencia adquirida en su anterior trabajo. De esto hace ya nueve años, y su decisión de mantenerse en el negocio sigue firme.

Dos años después de haber puesto en marcha la empresa, amplió su mercado hacia el blindaje automotriz, cuando logró obtener la licencia por parte de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada para desarrollar este negocio en las áreas automotriz, arquitectónica y en la instalación de sistemas de seguridad electrónica. Cada vez sus trabajos son más sofisticados y complejos, gracias a los requerimientos de sus clientes y al empeño de su equipo de trabajo por agregar valor para sus clientes.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.