| 7/19/2001 12:00:00 AM

Se rajó la universidad costeña

Se rajó la universidad costeña
Los problemas que enfrenta el sistema de educación superior en el país no son ajenos a la región caribe. Incluso, en algunos casos, toman gran relevancia, en especial en esta zona del país en la que el ingreso por habitante es el 55% del promedio de las demás regiones de Colombia.



No es extraño, por eso, que se presenten en la región distorsiones originadas en los bajos niveles y en la inequitativa distribución del ingreso, en la ampliación de la cobertura de los programas educativos a expensas de la calidad y en los bajos indicadores académicos y de investigación.



De acuerdo con un estudio adelantado por la Universidad Jorge Tadeo Lozano, seccional Caribe, y dirigido por su rector Haroldo Calvo Stevenson, las deficiencias del sistema de educación superior de esta región son más graves que en otras zonas del país.



En la calidad del bachillerato y tomando como base los resultados comparativos de los exámenes del Icfes, las tres principales ciudades de la región aparecen en los últimos lugares en el porcentaje de colegios con alto rendimiento en las pruebas de estado, y ocupan los primeros puestos en los colegios con rendimiento bajo. "En el caso de Santa Marta, por ejemplo, casi el 73% de los colegios producen egresados presumiblemente no aptos para ser admitidos a la universidad", afirma el informe.



Este resultado tiene como consecuencia que haya una baja cobertura universitaria en la Costa: 8% frente al 15% para la totalidad del país. El Atlántico sobresale porque Barranquilla es el polo de atracción, por excelencia, de los estudiantes de la región.



De otra parte, dos indicadores ayudan a medir la calidad de la docencia: los profesores con maestría y con doctorado. Las instituciones costeñas tienen 7,1% de los profesores con maestrías en el país y solo el 2,8% de los que tienen doctorados. Antioquia casi duplica a la región caribe en sus profesores con maestría y la cuadruplica en cuanto a los doctorados. Sin embargo, estas dos regiones están lejos de Bogotá, donde cerca de la mitad de los docentes cuentan con estas calidades.



Otro de los factores fundamentales es la investigación académica. Tomando como criterio los proyectos presentados a Colciencias para su financiación, Barranquilla, Cartagena y Santa Marta figuran, en total, con apenas el 7,4% del país en el período 1997-2000, y el porcentaje de aprobación de estas propuestas es de 25% para el país y 20% para la Costa. Es decir, además del número de proyectos, el problema también está en la calidad de las propuestas.



El estudio concluye, entre otros aspectos, que la universidad de excelencia debe formar una élite intelectual con base en méritos académicos, y no como ahora, pues el acceso al sistema no está determinado por estos méritos, sino por la capacidad económica de los aspirantes.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.