| 10/12/2007 12:00:00 AM

Postgrados. Tendencia sin reversa

Postgrados. Tendencia sin reversa
Las empresas requieren mayores niveles de calificación y conocimiento del entorno global.

La educación no termina con el grado profesional. Con mayor frecuencia los estudiantes colombianos optan por hacer estudios de postgrado para completar sus conocimientos en áreas de complejidad creciente o para actualizarse en los temas que estudiaron, en los que, como pasa con toda la educación, siempre hay un grado importante de obsolescencia del conocimiento.

Los diplomados, las especializaciones y las maestrías, sin duda les sirven a las personas que quieren avanzar hacia cursos de doctorado. Pero, ¿serán igualmente útiles para quienes opten por seguir una carrera en la empresa?

Sin duda lo son, siempre que se cumplan algunas condiciones. "La solicitud de las empresas es amplia, porque quieren competencia técnica y por otra parte, dependiendo del trabajo específico, competencias generales de liderazgo, trabajo en equipo y relaciones interpersonales", señala Francisco Piedrahita, rector de Icesi en Cali.

Algunas de las competencias se pueden conseguir en cursos cortos de especialización, pero en otras ocasiones solo se obtienen con una inmersión completa en el tema durante un tiempo prolongado, como en las maestrías. La legislación colombiana solo permitía que las maestrías fueran programas orientados a la investigación. Por eso, dice el rector, aparecieron en gran cantidad los diplomados y las especializaciones que pretendían dar un conocimiento más profundo sobre un tema, pero sin la pretensión de investigar.

De un año para acá, la ley permite conformar cursos de maestría sin que el énfasis esté en la investigación y, por eso, seguramente muchos de los programas de especialización volverán al esquema anterior. El problema de los cursos cortos, explica Piedrahita, es que no tenían una equivalencia en el exterior y no eran reconocidos. "La especialización es un invento colombiano que se puede convertir en una limitante para los estudiantes", añade. Aunque los cursos cortos de formación nunca desaparecerán, hay una mayor demanda de expertos con maestrías y doctorados.

El grupo Mundial contrató su primer PhD en ingeniería química y tiene otro estudiando en Europa. Argos también contrató su primer PhD que venía de una empresa francesa y ahora tiene tres ingenieros ambientales completando sus maestrías. Carvajal, Argos y el grupo Mundial tienen además asociaciones con las universidades en el esquema universidad-empresa-estado. La tendencia no tendrá reversa.

Otra característica crucial de la formación de postgrado la refiere Jaime Ferrerosa, director de postgrados de la Universidad Javeriana de Cali. Se resume en una palabra: internacionalización.

Las empresas colombianas necesitan personas que entiendan su entorno global. Por eso deben tener contacto con el mundo a través de sus profesores, dice. Esto se consigue, naturalmente, con colombianos sensibles y conocedores del tema global o aumentando la presencia de profesores extranjeros, visitantes o de planta. Pero, además, las universidades deben ofrecer crecientemente programas de intercambio y estudios en el exterior.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.