| 10/29/2010 12:00:00 AM

Lubricante para la ilegalidad

Lubricante para la ilegalidad


Los productores formales de aceite comestible se encuentran en uno de los sectores más afectados por actores ilegales e inescrupulosos en la producción de alimentos. Las cifras y efectos del delito en este campo han sido comprobados con rigor científico.

Por solicitud de Asograsas, el laboratorio de microbiología de la Universidad Javeriana analizó 88 muestras de aceites, de las cuales 35 fueron tomadas en Bogotá, 28 en Barranquilla y 25 en Cali. Diez muestras correspondientes a aceites de las marcas reconocidas y publicitadas en los medios masivos no mostraron ningún tipo de contaminación, pues su producción se ha ceñido a protocolos claros. Pero en 53 de las 78 marcas restantes, se comprobó algún grado de contaminación representado en bacterias de distinta especie.

Las bacterias fueron encontradas, según el estudio, en aceites reenvasados clandestinamente. Adicionalmente, 50% de dichos aceites registraron entre 1% y 10% menos contenido del anunciado en la etiqueta.

La acción del Estado al enfrentar el problema ha sido débil. Para la presidente de Asograsas, Ángela María Orozco, se advierte desarticulación y falta de vigor en las acciones que deben emprender autoridades como el Invima y la propia Dian. Para Orozco, se requiere un proceso de educación, capacitación y acercamiento a los expendedores para que conozcan a sus proveedores. "Es urgente que las amas de casa, por ejemplo, se preocupen por conocer el origen del aceite que consumen sus familias", explica, y reclama de las autoridades una auditoría integral a todas las empresas del sector.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.