| 9/17/2004 12:00:00 AM

Los hechos

Los hechos
Nace La Manuelita



El 21 de abril de 1864, Santiago Eder y Pío Rengifo adquirieron la Hacienda La Manuelita en la subasta pública que liquidó los bienes de Jorge E. Isaacs. Los nuevos dueños compraron un alambique de cobre al baño de maría y un trapiche moderno movido por una rueda hidráulica de hierro. Tres años más tarde, Rengifo se retiró y Eder se convirtió en el único dueño.



El primer molino



Ante las oportunidades que para el comercio del azúcar traería la comunicación de Buenaventura con el mar por el camino carreteable que se estaba construyendo y por el ferrocarril del cual tanto se hablaba, se decidió comprar en 1873 un molino Louisiana No. 1 y la parte mecánica de una nueva rueda hidráulica.



Azúcar centrifugado



El primer día del primer mes del nuevo siglo se puso en marcha la fábrica de vapor del Ingenio La Manuelita para la producción de azúcar blanco, granulado y de excelente calidad. Este sistema de producción, novedoso para su época, estuvo vigente por medio siglo. Enrique y Carlos Eder, ambos hijos de don Santiago, tomaron las riendas de la empresa.



Se intensifica la competencia



La reducción de la producción de azúcar de remolacha en Europa durante la Primera Guerra Mundial duplicó los precios del azúcar de caña. La industria aprovechó estos buenos precios para expandirse. Además del Ingenio Sincerín, instalado en 1907 en la Costa Atlántica, en el Valle surgieron nuevos establecimientos y los ya existentes fueron ampliados.



El primer tractor



Hacia 1910, se importó el primer tractor Cletrac movido por gasolina. También se importaron nuevas variedades de caña, llamadas rayada y cristalina, que tuvieron óptimos resultados.



La tercera generación



En la década del 20 regresan al país, Walter Eder, hijo de Carlos, y Harold Eder, hijo de Enrique. Harold asume la dirección en 1927 y decide dividir la compañía en dos empresas. Una, el Ingenio Manuelita S.A. (IMSA), se dedicó a la producción de azúcar y la otra a las labores del campo y la ganadería. La tercera generación asume la dirección de ambas empresas.



Azúcar refinado



A finales de la primera mitad del siglo XX, Manuelita decide cambiar radicalmente su sistema de producción para adecuarse a las nuevas tendencias mundiales, para lo cual contrata la construcción de una nueva fábrica que le permita producir azúcar refinado. La fábrica se inaugura en febrero de 1953. Este año, Harold Eder deja la dirección.



Ingenio del Cauca



En 1966, Manuelita funda el Ingenio del Cauca utilizando las maquinarias de la antigua fábrica y la que desmontó del Ingenio Central del Tolima o Pajonales. Años más tarde, en un intercambio de acciones, la propiedad del Ingenio del Cauca pasa a manos de la Organización Ardila Lülle.



Laredo en Perú



En 1998, el Grupo Manuelita amplía el negocio azucarero, mediante la adquisición en Perú del ingenio Empresa Agroindustrial Laredo S.A.A., ubicado cerca de Trujillo. La transacción costó US$18 millones.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.