| 2/18/2005 12:00:00 AM

La inversión

Con un 20% de cuota inicial, puede obtener una valoración de 20-25% sobre el inmueble.

La inversión
Una vez usted haya seleccionado en planos el proyecto en que invertirá, el esquema es relativamente simple. Se hace una reservación inicial para garantizar una unidad específica y fijar un precio determinado. Luego el constructor envía el contrato para la firma (el equivalente a una promesa de compraventa). Aquí se completa el primer 10% del valor del inmueble. Cabe aclarar que el dinero no se gira al broker ni al constructor, pues la ley estadounidense obliga a que se consigne a un escrow agent. Esto es, un "agente custodio" o una fiducia, para dar confianza al inversionista. Durante este tiempo, el comprador puede cancelar su reservación y obtener la devolución de su dinero.

El segundo 10% se gira entre 4 y 6 meses después, cuando el constructor alcanza su punto de equilibrio e inicia la construcción. Esto es el total de la inversión.

El proceso de construcción puede tardar entre 18 y 24 meses, período durante el cual se alcanzan valorizaciones alrededor del 20-25% en un escenario conservador, según los brokers consultados. Cuando el constructor ha vendido su inventario en más de un 90%, se inicia la reventa. Según Rodrigo Niño, de Prodigy, no hay que entrar en proyectos en los cuales los contratos sean asignables y transferibles, pues esto permite que un comprador individual salga a vender al precio que él estime, lo cual crea una competencia que afectará el proyecto. Es fundamental que el desarrollador tenga un programa de reventa claro para que la unidad conserve su valor. Si se revende en el momento preciso, la rentabilidad puede alcanzar retornos del 50% en un período promedio de 2 años.



¿Y si no revende?

Si bien durante los últimos años el proceso de reventa se ha dado muy rápidamente, lo cual dispara la rentabilidad de la inversión, conviene estar preparado para el caso de que no se dé, debido a que no sea conveniente o se quiera alargar el tiempo de la inversión para obtener mayores valorizaciones.

En este caso, se debe invertir otro 5% del valor de la propiedad para gastos de cierre y escrituración, y obtener un crédito por el 80% del valor del inmueble, lo cual es sencillo, pues la misma propiedad que ya está valorizada es la garantía para el banco. Además, las tasas de interés son bajas y los sistemas accesibles. En este caso es conveniente tener algunos meses de la cuota del crédito y gastos de administración, mientras que la arrienda o la revende.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.