| 4/13/2007 12:00:00 AM

La escuela de Minas

La escuela de Minas
Esta facultad de la Universidad Nacional de Medellín, que ha tenido una clara historia de trabajo con el sector privado, busca promover empresas que surjan de la academia.

El aporte de las universidades no puede ser el de construir hornos, sino el de generar valor agregado con conocimiento y talento humano. Esa es la opinión de Juan Manuel Vélez, decano de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Medellín.

La facultad tiene un programa vigoroso de investigación y desarrollo de tesis de maestría y doctorado enfocados a la solución de problemas empresariales. Con Argos, tienen un proyecto de $240 millones para hacer investigación en química del cemento. Con Eurocerámica hay un proyecto para desarrollar materiales. Con el grupo Corona firmaron un convenio con el cual un grupo de investigadores con maestría solucionan problemas concretos de materias primas y procesos.

El paso siguiente, dice el decano, es moverse hacia la promoción de empresas que surjan de la universidad. Ya hay dos de ellas. Una que desarrolla software de seguridad para plataformas informáticas, y otra que fabrica equipos para generación de energía con fuentes no convencionales en zonas del país que no están interconectadas.

La Facultad de Minas, la antigua Escuela de Minas, siempre ha estado cerca de las empresas. Eso se demuestra con facilidad revisando los nombres de algunos de sus egresados y los lugares donde trabajaron: Nicanor Restrepo (Grupo Empresarial Antioqueño), Fabio Rico (Nacional de Chocolates), J. Mario Aristizábal (Conconcreto), Adolfo Arango (Argos).
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.