| 9/15/2006 12:00:00 AM

Kimberly Colpapel

La responsabilidad social para ellos no es un tema de caridad, es un elemento del negocio que mejora su imagen, contribuye al bienestar del país y los diferencia.

Kimberly Colpapel
Hace año y medio, Kimberly Colpapel empezó a desarrollar proyectos sostenibles en el tiempo, que estuvieran asociados con temas de salud e higiene pero que motivaran la participación activa de sus empleados y tuvieran relación con grupos vulnerables cercanos al negocio. Así creó el programa de Recicladores, el cual consiste en jornadas de salud y nutrición, capacitación y dotación dada por los empleados, y en campañas en alianza con la Andi y la OIT para evitar que los niños trabajen. Por otro lado, elaboró el programa Buen Vecino para las comunidades cercanas a sus plantas, como Puerto Tejada (Cauca) y Barbosa (Antioquia). Allá construyeron casas de la cultura, centros de salud, un acueducto pequeño y dotaron las bibliotecas. De igual manera, en alianza con la fundación Colombianitos, Kimberly busca con el deporte y la danza inculcar valores en los más de 1.000 niños adscritos a su programa.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.