| 9/29/2000 12:00:00 AM

Exportaciones en coche

Exportaciones en coche
El año pasado, uno de los sectores que más 'colaboró' en la caída del comercio binacional y en particular de las exportaciones colombianas, fue el de vehículos y autopartes. Mientras las ventas en el 98 superaron los US$122 millones, en 1999 tuvieron una caída de más del 52% para situarse en US$58 millones.



Sin embargo, y a pesar de las dificultades del mercado que llevaron a ensambladoras como Fiat y Honda a cerrar sus puertas en Venezuela, se veían perspectivas de crecimiento. Y Sofasa las aprovechó. Por intermedio de su firma comercializadora Sofaven, Sofasa logró duplicar sus exportaciones y de 2.086 unidades vendidas en el 99, a agosto de este año la cifra superaba las 4.454, y es muy probable que cierre el año con cerca de 7.000 vehículos colocados ya en el mercado automotor de Venezuela.



¿Por qué se dio este gran salto? Especialmente por el desarrollo del Programa Familiar 2000 con que el gobierno venezolano quiere impulsar este sector en los vehículos de gama baja. Se trata de un trípode donde los productores reducen sus márgenes y ganan volumen, el sector financiero da tasas preferenciales que están un 10% por debajo de las del mercado y el gobierno elimina el 15% del IVA.



La duración del programa, que se inició en agosto del año pasado, es de 5 años y las metas del gobierno son vender anualmente 25.000 unidades. Entre octubre y diciembre del 99 se colocaron en el mercado 3.500 unidades y, en lo corrido del 2000, se han vendido 19.567 vehículos.



Sin embargo, la tarea no fue fácil. En principio, los vehículos colombianos tuvieron inconvenientes para ingresar al mercado, especialmente por el IVA, pero bajo el esquema de la Comunidad Andina y de la reciprocidad comercial se logró su incursión en este programa. "Las oportunidades surgen de un momento a otro y hay que captarlas rápidamente. Los vehículos de Renault que están en el programa son el Twingo y el Renault 19. Hasta hoy hemos vendido más de 2.500 vehículos en este programa", explica Juan Darío Velásquez, director de Sofaven.



Su objetivo es capitalizar las oportunidades. Además del Programa Familiar 2000, entraron en un proceso de reposición de taxis que desde junio del año pasado se inició en Venezuela. Han logrado colocar en el mercado 1.477 unidades. En total, tienen el 5% del total del mercado automotor y el 7,5% en la gama de pasajeros. Sus esfuerzos también van al esquema de posventa, que en 1995, cuando Sofaven arrancó, era uno de sus principales problemas. En estos cinco años ha pasado de 6 concesionarios a 16, con actividades completas de ventas de vehículos, repuestos y servicios, ubicados en 15 ciudades venezolanas. Durante estos años, las inversiones de Sofasa han superado los US$25 millones.



No piensan montar una ensambladora en Venezuela. "Tenemos que pensar en forma regional y eso hacemos", dice Velásquez. "Con nuestra planta en Colombia tenemos acceso al mercado venezolano y a la subregión en términos de eficiencia y con estándares de calidad".
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.