| 9/12/2008 12:00:00 AM

El descache de Ganahorrar

El descache de Ganahorrar


 En una acción que muchos en el sector financiero consideraron como precipitada, el Gobierno intervino Granahorrar  en octubre de 1998, con el argumento de salvar el dinero de los ahorradores, luego de que sus socios no acataran una orden para capitalizar el banco con $157.000 millones.

 

Sin embargo, para el Consejo de Estado, la entidad no estaba quebrada (contaba con un patrimonio de $216.993 millones) y aseguró que el sustento del Gobierno para intervenirlo no fue serio ni contundente, por lo que ordenó a la Nación a pagar más de $224.000 millones a las seis sociedades accionistas. En 2005, la actual administración vendió el banco al BBVA por $970.000 millones, luego de inyectarle $395.000 millones.

 

Los responsables de la indemnización por parte de la Nación son la Superintendencia Financiera y el Fondo de Garantías de Instituciones Financieras (Fogafín). Y las sociedades beneficiadas con la decisión son Compto, Asesoría e Inversiones C.G., Inversiones Lieja, Exultar, Fultiplex e Inventorías y Construcciones, las cuales perdieron la totalidad de su patrimonio cuando el Gobierno asumió el control del banco. La moraleja, en este caso, es que la improvisación no es la mejor amiga de las finanzas del Estado. La controversia legal aún continúa

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.