| 3/22/2002 12:00:00 AM

El crédito agropecuario

El crédito agropecuario
La reciente reactivación del sector agropecuario obedece en parte a una agresiva política crediticia por parte de Finagro, una entidad estatal que se dedica a colocar créditos agropecuarios con recursos que provienen de las inversiones forzosas del sector financiero.



Mediante lel Fondo Agropecuario de Garantías (FAG), el gobierno avala los créditos a los pequeños productores hasta en un 80%. Esto soluciona en buena parte las dificultades de acceso al crédito agropecuario. Recientemente, se amplió la cobertura del FAG a los medianos y grandes productores, hasta 60 y 50%, respectivamente. Entre 1999 y 2001 se han avalado con garantía estatal más de $324.000 millones en crédito agropecuario.

La modalidad de crédito asociativo, con un mecanismo de venta anticipada de cosecha, amplía el acceso a los que no lo tenían. Cuenta con un 80% de garantía. Surgió del caso del algodón en 1999.

Para normalizar la cartera agropecuaria, se creó el programa nacional de reactivación agropecuaria (PRAN) que compra cartera morosa y refinancia deudas a 10 años, con 3 de gracia y condonación de intereses. A la fecha ha negociado 25.550 deudas.

El incentivo a la capitalización rural (ICR) es un subsidio que otorga el Ministerio de Agricultura, con cargo a su presupuesto, hasta por el 40% de un crédito para inversión. En los últimos tres años, el ICR ha permitido jalonar inversión en el sector que supera los $323.000 millones.

Un indicador de la reciente reactivación del sector agropecuario es la demanda de crédito. En el 2001, Finagro colocó cerca de $1,2 billones.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.