| 9/12/2008 12:00:00 AM

Convivencia y practic¡dad

Convivencia y practic¡dad

 Un aumento en el número de hogares conformados por una persona, la mayor participación de la mujer en el mercado laboral, una vida cada vez más agitada en las ciudades capitales y la conciencia del valor del tiempo, han dado como resultado la búsqueda de productos que le faciliten la vida al consumidor. Y uno de los negocios que más ha respondido a estos nuevos requerimientos es el de empaques, ya que estos son los responsables de hacer tangible la estandarización de la calidad de los alimentos y las bebidas, su portabilidad, y dan la posibilidad de entregar el tamaño adecuado para los distintos tipos de usuarios. Desde el uso de papel aluminio para el empaque de galletas, que permite protegerlas contra los rayos uv y darle mayor seguridad al producto, hasta los empaques para transacciones de bajo desembolso que permitan llegar a la base de la pirámide, son manifestaciones de esta tendencia.

También es muy diciente que un 55% de las personas esté utilizando en sus hogares comidas pre-elaboradas. De acuerdo con Invamer Gallup, el consumo de este tipo de productos es mayor entre los más jóvenes que entre los mayores. Mientras entre los 18 y 24 años el 91% compra comidas pre-elaboradas, solo el 36% de los mayores de 50 años lo hace.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.