| 11/24/2000 12:00:00 AM

Bendito sea el mercado externo

Bendito sea el mercado externo
¿Qué pasó este año?



Aunque no se ha dado una recuperación como tal, este año definitivamente fue diferente al anterior. Por un lado, las exportaciones pasaron a representar una parte grande del mercado y por otro lado, se está dando una recomposición del mercado. Si se compara el comportamiento de la industria nacional frente a la de los importados, es evidente que la nacional es la gran beneficiada de estas dos circunstancias: las exportaciones y la recomposición. Mientras que el mercado nacional ha permanecido estático, el de exportación se amplió. "El año pasado fue el peor ciclo, se cayó el mercado de Colombia y también el de los países andinos. Este año, a pesar de que el mercado interno no ha crecido, el mercado de exportaciones sí está en auge. Ecuador tiene una demanda grande y, aunque se ha estabilizado, la capacidad instalada no les da", explica José Fernando Isaza, presidente de la CCA. De igual forma, Venezuela, con su política del carro popular, también se ha convertido en un gran mercado para los colombianos.



Recomposición del mercado



"La estructura del mercado también ha cambiado. De los vehículos 4x4 se está pasando a los vehículos de pasajeros de gama alta. El precio de la gasolina modifica el perfil de consumo. El crecimiento se está dando en los vehículos más pequeños, los de gama alta son los que menos han caído y los más perjudicados han sido los importados por efectos de la devaluación", afirma Isaza.



Con el fin de bajar costos, la CCA inició este año una reestructuración en su red de distribución. Con un concepto nuevo se desarrollaron los concesionarios duales Ford y Mazda. Esta estrategia ya se está aplicando en Estados Unidos y Venezuela. Así mismo, se producirá Ford en las plantas de la CCA y Mazda en las de Ford, también con la idea de reducir costos de desarrollo.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.