| 9/15/2006 12:00:00 AM

Autorregulación

Ciertas industrias encuentran que la vigilancia de sus operaciones les permite mitigar riesgos ambientales y sociales.

Autorregulación
Muchas empresas se han dado cuenta de que es preferible regular sus operaciones voluntariamente antes de que terceros lo hagan por ellas.

Dada la exposición que le da su presencia en 145 países, Shell desarrolla un sistema de análisis de derechos humanos que le ayuda a mitigar los riesgos de incurrir en violaciones. Utiliza evaluaciones de riesgo país que miden las leyes y prácticas de un país contra lo estipulado en tratados internacionales. También utiliza un sistema de evaluación de conformidad con los derechos humanos desarrollado por el Instituto Danés para los Derechos Humanos. De acuerdo con la empresa, en Omán y Sudáfrica, esta herramienta detecta los riesgos más importantes, según la ubicación de la filial y sus operaciones. Estas herramientas también han sido utilizadas en países como Libia y Argelia.

Por su parte, el Consejo Internacional de Asociaciones de Químicos creó Responsible Care (Cuidado Responsable), una iniciativa voluntaria que busca mejorar el desempeño ambiental y en salud y seguridad de la industria. Promueve la práctica de compartir información y la observancia y verificación de indicadores de desempeño. También busca mejorar la comunicación de la industria con sus grupos de interés al dejar de mantener secretos y ser defensiva y optar por la transparencia y el diálogo.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.