| 9/20/2002 12:00:00 AM

¿A media luz?

¿A media luz?
La vulnerabiliad del sistema eléctrico representa la gran amenaza en el desarrollo económico de la Costa Atlántica. Las dificultades que han tenido Electricaribe y Electrocosta, las distribuidoras de la región, en el recaudo de cartera, ponen en serios aprietos su viabilidad financiera y su plan de inversiones.



Las compañias, que pertenecen a la española Unión Fenosa, facturan el 70% por cada 100 kilovatios que compran al sistema. Y de esto, solo alcanzan a recaudar el 50%. Adicionalmente, tienen que cargar con el costo de las conexiones fraudulentas, que representan el 30% de sus compras de energía al sistema.Cada mes, estas empresas pierden $45.000 millones.



Esta situación se explica porque mientras en el interior del país, como en el caso de Codensa, en Bogotá, o EPM, en Medellín, los estratos 1 y 2 representan entre el 22% y 29% de sus clientes, en la Costa este segmento corresponde al 44% de la facturación. Esta situaci´øn también se ha atribuido a la cultura del no pago en la Costa, pero lo cierto es que la situación de pobresa en lar egión es una de las más altas.



Por eso, junto con el problema eléctrico, que podría arrastrar a otros jugadores de la cadena en generación y transmisión y afectar la industria local, se está gestando una bomba social muy difícil de controlar y que necesita soluciones no coyunturales, sino de fondo, para los inversionistas y los usuarios del servicio.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.