| 9/14/2001 12:00:00 AM

3. Defina un plan de acción realista

3. Defina un plan de acción realista
Una vez definida su "ancla", el siguiente paso en un proceso de planeación de carrera es el de escoger una meta profesional que guíe su vida laboral en lo sucesivo. La elección de una meta implica definir de antemano los objetivos intermedios necesarios para lograrla. Para tal fin, en esta etapa resulta especialmente útil conocer las opiniones que otras personas --expertos del sector de su interés, jefes directos, colegas y subordinados-- tienen sobre sus metas, imagen, habilidades y desempeño. La selección de meta y objetivos debe contemplar un análisis realista sobre su viabilidad, por lo que es necesario evaluar qué elementos de su situación particular obstaculizarían o favorecerían su logro. Clarificar los siguientes puntos podría marcar la diferencia entre una utopía que conduzca a la frustración o un plan de carrera realista, alcanzable y lleno de satisfacciones:



¿Será necesario cambiar mucho para tener éxito? ¿Se sentirá cómodo con los cambios?



¿Qué tan dispuesto y preparado se encuentra para emprender estos cambios?



¿Cuánta energía consumirá llevarlos a cabo? ¿Cuánto tiempo tomará?



¿Qué tanta iniciativa de su parte será necesaria para alcanzarlos?



¿Qué tipo de información necesitará?



¿Tiene las habilidades, tiempo y energía para conseguir esta información?



¿Qué nuevas habilidades y conocimientos necesitará?



¿Qué clase de apoyo le será indispensable?



¿Necesitará el consentimiento de alguien? ¿De quién?



¿Cuánto dinero deberá invertir? ¿Puede y -sobre todo- quiere invertir este dinero?



¿Qué o quiénes podrían ayudarle a progresar rápidamente?
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.