Virginia Gómez de Piedrahíta

| 9/28/2001 12:00:00 AM

Virginia Gómez de Piedrahíta

Directora de Producaribe. Nació en Barranquilla Abogada, Universidad Javeriana

Lideró la creación de Producaribe como una entidad regional en la Costa Atlántica que, por medio de una red de ciencia y tecnología, busca prestarles mejores servicios a los empresarios. Hoy, Producaribe le ha dado asistencia técnica a más de 500 empresas de la Costa. Entre ellas, 60 están en proceso de certificarse en calidad. Su idea es lograr, con el hilo conductor de la institución que dirige, posicionar las empresas nacional e internacionalmente.





Las mujeres responden

1. ¿Cómo es su estilo de dirección?



2. ¿Cree que hay diferencias en el estilo de dirección entre hombres y mujeres, y su forma de negociar?



3. ¿Cómo negocia?



4. ¿Qué tan arriesgada es?



5. ¿Qué la obsesiona?



6. ¿Cómo ha logrado equilibrar su vida personal con la profesional?



7. Hasta ahora, el mundo ha sido gobernado por hombres. ¿Cómo se imagina la historia si hubiera sido el turno de las mujeres? ¿Sería mejor o peor?







1. No me puedo quitar la condición de mujer, de madre, siempre estoy pendiente de todos. Delego mucha responsabilidad pero sin dejarlos solos. Mis coequiperas me dicen que soy la gran mamá.



2. Hay diferencias y ¡viva la diferencia! Las mujeres son más intuitivas, muy analíticas. Los hombres son más lógicos, osados, las mujeres más sensibles. El éxito está en la combinación de esas dos opciones, no hay una mejor que la otra.



3. Soy muy conciliadora. Tengo una manía y es ponerme en los pies de los otros.



4. Asumo riesgos, pero siempre tengo evaluadas las posibles consecuencias. No soy una arriesgada impetuosa.



5. La obsesión es trabajar con la gente y para la gente. Tengo la necesidad de evolucionar. Me da pánico anquilosarme.



6. Castigando las vanidades de cada quien. Sabiendo que tengo que asumir varios papeles. No me sentiría exitosa si solo en el plano profesional estuviera bien. Ha costado trabajo, pero he logrado la comprensión de la familia.



7. Los hombres han llevado por muchos siglos el peso de la dirección del mundo y nosotras les hemos colaborado. De pronto, hasta ahora hemos necesitado la agresividad y el ímpetu de los hombres y ahora estamos buscando más el equilibrio, y las mujeres ofrecemos el polo a tierra.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.