Una piedra en el camino

| 8/18/2000 12:00:00 AM

Una piedra en el camino

Las empresas de transporte terrestre han desarrollado nuevas estrategias para hacerles el quite a la inseguridad y a la recesión económica.

En los últimos cinco años, para no ir muy lejos, las empresas transportadoras han sido uno de los principales protagonistas de la situación de violencia y de protesta social que se vive en el país. Prácticamente, no hay retén guerrillero ni paro nacional o local que no esté "condimentado" con la quemadura de tractomulas o con la paralización del transporte y la pérdida de la carga de perecederos que llevan los camiones. Y eso sin contar con las acciones de robo y de saqueo que comete a diario la delincuencia común.

La inseguridad forma ya parte de las variables que se manejan en el negocio transportador y, por eso, los empresarios han logrado incluirla dentro de los costos de operación. Sin embargo, con la caída en la economía de los dos últimos años y la intensificación de la violencia, el panorama de las empresas transportadoras cambió y las compañías han tenido que desarrollar nuevas estrategias para garantizar su permanencia en el mercado.



En ese complejo escenario, ¿cómo pueden sobrevivir estas empresas?, ¿cómo han aprendido a convivir con la violencia y la recesión? Recurriendo a toda clase de fórmulas que van desde asumir costos, con el fin de no deteriorar más el mercado, hasta aliarse para hacer recorridos juntos, como medida de seguridad.



La solución para compensar los sobrecostos en el caso concreto de TCC, empresa líder en el mercado del paqueteo, fue tratar de ganar eficiencias en la operación interna. "Implementamos un nuevo sistema de gerencia por procesos que permitiera manejar costos por actividad, y adquirimos tecnología de punta con el fin de sistematizar los procesos" afirma Gustavo Suárez, gerente de TCC.



Los empresarios se han dado cuenta de que en circunstancias como estas, la mejor estrategia no es subir precios, lo que los llevó a no aumentar los costos de los fletes en mayor proporción que la inflación. Por esto, otra de las políticas que han tomado las empresas es castigar sus utilidades. Mientras que antes podían tener rendimientos de hasta 12% por flete, hoy son del 8%, explica Eduardo Delgadillo, director nacional de mercadeo de EnVía Colvanes Ltda.



¿Qué sigue?



Pero si el 99 definitivamente fue uno de los peores años, lo que va corrido de este año ha dado muestras de una posible recuperación del mercado.



Mientras que en el año pasado el volumen de las operaciones de paqueteo (operación de carga entre los 30 y los 200 kilos) se disminuyó entre un 15% y un 20%, a junio de 2000 el volumen de las operaciones se ha incrementado en un 8%, cifra que aún no compensa la pérdida de años anteriores pero que ha generado un moderado optimismo.



Las perspectivas para el sector son amplias, teniendo en cuenta que esta actividad no se ha terminado de desarrollar, debido al carácter familiar de sus empresas. Pero el atraso, al parecer, comenzará a cambiar, ya que la misma situación que atraviesan los ha hecho tomar conciencia de la necesidad de avanzar en tecnología y gerencia.



Por otro lado, el nuevo mercado que les está abriendo la nueva economía es un factor adicional para que estas compañías luchen cada día más por ser lo suficientemente competitivas, de tal forma que puedan entrar a ser parte de las oportunidades que se están gestando.



Y así lo están haciendo. Ya muchas de ellas tienen soluciones en internet, que le permiten al usuario además de obtener información de la compañía, cotizar sus envíos y rastrearlos en su recorrido. Más adelante, seguramente habrá espacio para desarrollar proyectos B2B de contratación de servicios de transporte vía internet o subastas, en las cuales las empresas hacen sus ofertas y los contratantes ponen el precio de los fletes.



Este mercado, que está controlado por dos o tres empresas, puede sufrir grandes cambios en el término de un año, ya sea porque compañías con el capital necesario ingresen al mercado adquiriendo una de ellas o porque el negocio se consolide entre las nacionales.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.